Jóvenes estudiantes de idiomas.

Foto: Jóvenes estudiantes de idiomas.

Los 5 idiomas más difíciles de estudiar si hablas castellano: del ruso al japonés

Hay idiomas que resultan especialmente difíciles para los catellanohablantes, aunque con un extra de motivación y esfuerzo se pueden aprender.

Aprender un idioma no siempre resulta fácil, especialmente si la lengua que estamos estudiando presenta dificultad por su pronunciación, su gramática o su grafía. Hay idiomas que necesitan un esfuerzo extra y grandes dosis de motivación, pero lo cierto es que dominarlos tiene sus ventajas, especialmente si lo que estamos buscando es tener un curriculum diferenciador.

Si estás pensando en la mejor manera de encontrar un trabajo o tener un sueldo superior a la media, estos cinco idiomas pueden ayudarte a alcanzar tus metas, aunque te resulten más difíciles de aprender:

Ruso

Este idioma presenta una gran variedad de acentos y presenta un alfabeto distinto al que utilizan los castellanohablantes. Además, su gramática presenta dificultad y tiene un vocabulario muy extenso.

Los expertos consideran que con 40 semanas de estudio puedes empezar a comunicarte en este idioma y ver algunos avances.

Chino mandarín

La mayor dificultad de este idioma reside en que tienes que estar atento al tono empleado, porque dependiendo del que se utilice, o del contexto, una palabra puede tener un significado u otro.

El conocimiento básico de la lengua comienza a los 24 meses de estudio, aunque se irá más deprisa con un programa de inmersión en el idioma.

Árabe

Esta lengua se escribe de izquierda a derecha y sin vocales. Además de la caligrafía, que hace complicada la lectura, presenta una gran dificultad para hispanohablantes por su gramática y su pronunciación.

Se considera que para comunicarte en esta lengua necesitarás algo más de 2.000 horas de estudio. También hay que tener en cuenta que existe una gran cantidad de dialectos regionales.

Japonés

Para aprender este idioma hay que estudiar dos alfabetos y más de 10.000 caracteres. A esta dificultad hay que sumar que existen unos 50 sonidos diferentes.

La mejor forma de dominar el idioma es hacer un programa intensivo de seis meses a un año en Japón.

Coreano

Aprender coreano está de moda, pero los estudiantes pronto se dan cuenta de la gran dificultad que encierra su vocabulario y su gramática. Su escritura también es complicada, así como la conjugación de verbos y adjetivos.

Comunicarse correctamente en coreano puede llevar años de estudio, ya que es uno de los idiomas más difíciles para castellanohablantes.

árabe chino mandarín coreano idiomas japonés ruso