Un estudio demuestra que es posible procesar las estructuras de un segundo idioma de forma rápida y como un nativo

Un estudio demuestra que es posible procesar las estructuras de un segundo idioma de forma rápida y como un nativo

Un estudio de la Universidad de Kansas muestra que el cerebro de los estudiantes de un idioma muestra una respuesta similar a la de los nativos. [Foto: Los investigadores Alison Gabriele y Robert Fiorentino | ku.edu]

Un estudio de la Universidad de Kansas muestra que los adultos tienen la capacidad de procesar las estructuras de un segundo idioma de una manera rápida, tal y como lo hacen los nativos. La investigación, publicada en el Journal of Experimental Psychology y financiada por la National Science Foundation, comenzó inspirada por un prestigioso estudio publicado en 2006, centrado en el aprendizaje de francés por parte de un grupo de alumnos, a los que se les evaluó al mes de haber comenzado sus clases, a los cuatro y a los siete meses.

Los hallazgos mostraban que las respuestas cerebrales de estos alumnos eran diferentes de las que mostraban los hablantes nativos. A los investigadores de Kansas les pareció interesante realizar un estudio similar con un tamaño de muestra más grande, en este caso centrado en estudiantes de español.

>> Ver Cursos de Lingüística aplicada a la enseñanza del español como lengua extranjera.

El cerebro de los estudiantes de un idioma muestra una respuesta similar a la de los nativos

Durante cuatro años, los expertos investigaron a 50 alumnos angloparlantes para comparar cómo funciona el cerebro al procesar una estructura lingüística que es la misma en ambos idiomas. Por ejemplo, la concordancia entre el sujeto y el verbo. Y también observaron cómo se procesaban aspectos diferente entre ambos idiomas, como puede ser la concordancia de género y número entre un sustantivo y un adjetivo.

El estudio demostró que el cerebro de los estudiantes mostraba una respuesta similar a la de los nativos en cuestiones específicas como la concordancia de número, lo que significa que quienes aprenden una segunda lengua se apoyan en las características de su idioma natal para realizar el proceso de aprendizaje.

>> Ver cursos de Procesos Psicolingüísticos y aprendizaje en el aula.

Aprender rápido con una breve exposición al nuevo idioma

Para llegar a estas conclusiones, los estudiantes tuvieron que utilizar una gorra con electrodos capaces de detectar las ondas cerebrales asociadas con funciones del lenguaje mientras leían en español. Quienes no habían tenido una exposición previa a este idioma fueron evaluados tres veces en su primer año de estudio. Además, también se evaluó en dos ocasiones a un grupo de estudiantes con un nivel más avanzado.

El objetivo del experimento era ver cómo respondían los cerebros de los estudiantes cuando se les presentaban oraciones que violaban las reglas gramaticales en el idioma que estaban aprendiendo. La respuesta esperada surgía en forma de una onda encefalográfica, aproximadamente 600 milisegundos después de encontrar la palabra crítica en la oración. Esta onda surge en nuestro cerebro cuando hacemos cualquier tipo de procesamiento cognitivo, incluido el del lenguaje. Es un cambio que refleja el procesamiento de una nueva información lingüística utilizando reglas gramaticales.

El estudio permitió observar diferentes aspectos del procesamiento del lenguaje en el cerebro de las personas. Según los científicos, “probablemente el hallazgo más interesante es que los estudiantes pueden mostrar estas respuestas cerebrales relacionadas con el procesamiento gramatical al igual que los hablantes nativos y con una mínima exposición previa al nuevo idioma que se está aprendiendo”.

Los datos ofrecen cierto optimismo para la enseñanza universitaria de idiomas extranjeros ya que demuestran que, con una exposición limitada en el aula, el aprendizaje puede suceder de una forma rápida y eficiente.

>> Te pueden interesar: Cursos de formación de Profesores de Enseñanza Bilingüe.