Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Beneficios de aprender idiomas para el cerebro de los niños: más de los que imaginas

Saber idiomas no solo abre puertas en el mercado laboral, sino que conlleva mejoras en el cerebro de los niños. Científicos y expertos lo corroboran.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Beneficios de aprender idiomas para el cerebro de los niños: más de los que imaginas
El 56,3% de los españoles afirma que son capaces de comunicarse en otro idioma y cada vez hay más personas dispuestas a aprender una segunda lengua. Pero más allá de las ventajas profesionales asociadas a conocer idiomas, los científicos aseguran que dominar otras lenguas también tiene beneficios para el cerebro de los niños. Estos son algunos de ellos, según el departamento de orientación del grupo Brains International Schools y recientes estudios científicos:

Mayor densidad de materia gris: los cerebros de los niños expuestos al bilingüismo desde edades tempranas presentan mayor densidad de materia gris y mayor capacidad de regenerar las conexiones entre neuronas. Se evita así el desarrollo de enfermedades degenerativas del cerebro.

Ver Curso de Inglés, nivel A2, Cambridge Flyers

Flexibilidad cognitiva: manejarse en un contexto bilingüe conlleva mejoras en el rendimiento desde el punto de vista del desarrollo cognitivo como consecuencia de la alternancia constante en el uso de las dos lenguas.

>>Te interesa: Curso de Campamentos de verano para niños y jovenes en España, julio o agosto. Más info en este formulario:

Campamentos de verano para niños y jovenes en España, julio o agosto


Habilidades comunicativas: comenzar el aprendizaje de otro idioma desde pequeños ejercita la memoria y la escucha, lo que supone una ventaja en la vida cotidiana y mejora la capacidad de relacionarse con otras personas.

Pensamiento crítico: cuando un niño desarrolla la conciencia lingüística y reflexionar sobre su propio pensamiento está implementando la capacidad de pensar y actuar desde otro punto de vista. Se abren así nuevas perspectivas para ver la vida.

Mejoras en creatividad y matemáticas: el aprendizaje de otro idioma favorece las aptitudes relacionadas con la creación y la resolución de problemas, lo que ayudará al niño en su vida cotidiana y aumentará sus posibilidades de continuar con éxito sus estudios.

Mejor control de impulsos: según la Universidad de Oregón, los niños bilingües son capaces de controlar mejor su comportamiento como consecuencia de tener un mayor control inhibitorio a la hora de reaccionar ante una decisión.

Facilidad para aprender el lenguaje: la exposición temprana a un idioma tiene una relación directa sobre cómo el cerebro procesa los sonidos para aprender una segunda lengua. De ahí que los niños bilingües tengan una mayor facilidad para aprender otros idiomas, según la Universidad McGill y el Instituto Neurológico de Montreal.

Más capacidad de atención: un estudio de la Universidad de York confirma que los bebés que viven en un hogar bilingüe muestran un mejor control de la atención. Al estar en un entorno más complejo tienen que contrastar los dos idiomas al mismo tiempo. Los científicos aseguran que los beneficios del hogar bilingüe comienzan a notarse a partir de los seis meses de edad.

>>Te recomendamos: Taller de Primeros auxilios en bebés y niños

Lectura recomendada: ¿En casa habláis varios idiomas? El bilingüismo mejora la atención de los bebés