Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Todas las ayudas que puedes solicitar si eres joven y quieres emprender

Aspiras a crear tu propia empresa. Si eres joven y quieres emprender, no deberías perderte estas ayudas, subvenciones y deducciones.

Publicado en Empleo
Foto de Todas las ayudas que puedes solicitar si eres joven y quieres emprender

Cerca de un 40% de los emprendedores en España tiene entre 25 y 34 años según el Mapa del Emprendimiento elaborado por South Summit. Emprender siendo joven tiene sus ventajas y su sentido si atendemos a las cifras de paro juvenil. Las diferentes administraciones lo saben y por eso existen ayudas específicas para estos perfiles.


En pocas palabras, si eres joven y estás poniendo en marcha tu empresa o proyecto, vas a encontrar subvenciones, ayudas y ventajas fiscales que no deberías desaprovechar. Estas son las más importantes a nivel estatal.



Capitalizar el paro


Capitalizar el paro se refiere a usar la prestación por desempleo para emprender y crear tu empresa. Para poder acceder al pago único del paro es necesario que por lo menos te resten tres meses por cobrar.


Además, debes comenzar tu actividad por cuenta propia como autónomo o socio de una Sociedad Limitada o una cooperativa en un plazo de un mes. La ventaja de esta fórmula es que el dinero que cobres estará 100% exento de tributar en la renta.





Usar la prestación por desempleo para emprender y crear tu empresa



Actualmente se puede incluso compaginar el cobro del paro con el emprendimiento como autónomo, pero sólo hasta un máximo de 9 mensualidades o 270 días. Pasado ese tiempo dejarías de percibir la prestación por desempleo.


>>Becas 70% para Máster de Emprendedores. Más info a través del formulario: 


Máster de emprendedores



Tarifa plana y bonificaciones para autónomos jóvenes


Emprender como autónomo y no creando tu propia empresa desde el principio tiene muchas ventajas. La primera tiene que ver con el coste inicial y favorece la opción del autónomo. Además, existen bonificaciones y subvenciones para pagar menos cuota como trabajador por cuenta propia los primeros meses e incluso años.


La tarifa plana para autónomos te permitirá pagar solo 60 euros al mes durante los primeros 12 meses. Después podrás disfrutar de una reducción del 50% durante los siguientes seis meses y del 30% durante los seis próximos. En total, la reducción de la cuota alcanza los 24 meses.


Si eres un hombre menor de 30 años o mujer mayor de 35 años la ayuda se alarga hasta los 36 meses. Es decir, podrás disfrutar de una reducción del 30% en la cuota durante 12 meses más. >>Dirige tu empresa en 2020: MBA para conseguirlo 



Subvención por el establecimiento como trabajador por cuenta propia


Esta subvención está dotada con hasta 10.000 euros para desempleados en general y jóvenes menores de 30 años. Ese dinero se destinará exclusivamente a cubrir los gastos de iniciar la actividad e incluye un requisito que no hay que perder de vista: es necesario mantener la actividad por lo menos durante 3 años.


Esta subvención está acompañada por una subvención financiera que incluye la reducción de hasta 4 puntos del interés del préstamo del banco destinado a poner en marcha el negocio por hasta 10.000 euros.


También se suma la subvención para asistencia técnica por los servicios externos para poner en marcha la empresa y también para la formación en gestión empresarial y nuevas tecnologías. La subvención es del 75% del coste de los servicios hasta un máximo de 2.000 euros para el primero y de 3.000 euros para el segundo.



Ayuda Enisa para jóvenes emprendedores


Esta ayuda para jóvenes emprendedores menores de 40 años está más enfocada en empresas que ya estén en marcha. Y es que uno de los requisitos es que la empresa esté constituida, aunque no puede tener más de dos años de vida.


La cuantía de la ayuda es de entre 25.000 y 75.000 euros que se pueden usar para adquirir activos fijos y circulante. El montante para cada empresa dependerá, entre otras cosas, de los fondos propios y la situación financiera de la empresa.



Líneas ICO


El Instituto de Crédito Oficial (ICO) es una referencia en el ámbito de la financiación a empresas y autónomos. La línea ICO Empresas y Emprendedores está dotada en 2019 con hasta 12,5 millones de euros por cliente y se estructura en torno a préstamos, líneas de crédito para financiar la actividad empresarial.




Son préstamos con un plazo de hasta 20 años y la posibilidad de incluir 3 años de carencia



Además de estas ayudas generales, hay otras específicas para determinado tipo de empresas y emprendedores. Dos buenos ejemplos son el programa Neotec, del Centro de para el Desarrollo Tecnológico Industrial o el programa Innvierte, que apoyan la creación de empresas de base tecnológica.



Deducción por inversión en empresas de nueva creación


Más destinada a Business Angels o (inversores privados que impulsan proyectos en su etapa inicial), este incentivo fiscal permite deducir un 20% de las cantidades invertidas en empresas de nuevas o de reciente creación sobre un máximo de 50.000 euros.


La mayor pega es que no podrás poseer más del 40% de las acciones y que deberás mantenerlas durante por lo menos tres años.



Subvenciones y ayudas autonómicas 


A las ayudas estatales se suman las autonómicas y locales. Prácticamente todas las regiones apoyan el emprendimiento de los jóvenes de diferentes formas, desde ayudas directas hasta deducciones en la renta. Esta última es la fórmula que utilizan en Madrid con una deducción de 1.000 euros para el fomento del autoempleo de jóvenes.


¿Necesitas más? La Dirección General de Industria de la Pequeña y Mediana Empresa recoge en su página web las ayudas estatales, regionales y locales según se van publicando. También puedes consultarlas a través de su Guía Dinámica de Ayudas e Incentivos Nacionales.



Noticia relacionada: ¿Emprender es la mejor solución para el desempleo juvenil?