Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Así son las ofertas laborales más llamativas para las mujeres

Según un estudio, es el doble de probable que las ofertas de trabajo que incluyen expresiones como “si amas aprender”, propios del lenguaje de “mentalidad de crecimiento”, sean cubiertas por mujeres.

Publicado en Empleo
Foto de Así son las ofertas laborales más llamativas para las mujeres
La decisión de elegir entre escribir expresiones como “buscas retos” o por el contrario “talento de alto nivel” en el anuncio de una oferta de empleo puede influir en que un puesto de trabajo resulte más o menos interesante para las mujeres. Así se desprende de una nueva investigación realizada por Textio, especialistas en analizar textos, y Paradigma, quienes han descubierto que es el doble de probable que sean cubiertos por mujeres las ofertas de empleo que incluyen en la descripción del puesto frases como “si amas aprender”, características del llamado lenguaje de “mentalidad de crecimiento”.

>>Ver curso universitario de Especialización en Selección de Personal y Asesoría Laboral a distancia

Para realizar este estudio, Textio usó su base de datos de 50 millones de anuncios de ofertas de trabajo y un software propio capaz de optimizar el texto de esos anuncios con el fin de atraer a candidatos diversos y cualificados.

Textio midió el rendimiento estadístico del uso de expresiones que pertenecen a dos tipos de lenguaje diferentes en el contexto del contenido de una oferta de trabajo. Por un lado, habla del lenguaje de “mentalidad fija”, que se limita a comunicar los rasgos necesarios para desempeñar un puesto, con expresiones como “alto desempeño”, y por otro, el lenguaje de “mentalidad de crecimiento”, centrado en cómo la empresa ayudará al empleado a crecer.

>> Máster en Recursos Humanos Online <<

En el análisis realizado en esta investigación, de las 24 ofertas de empleo que tenían frases de mentalidad, se predijo que en nueve de ellas contratarían a una mujer, mientras que en los otros 15 casos preveían que iba a ser igual de probable que se seleccionase a un hombre que a una mujer.

En cambio, las expresiones de mentalidad fija, como por ejemplo “el mejor y el más brillante” candidato, resultaban poco atractivos en ambos casos, tanto para mujeres como para hombres. Incluso, los puestos de trabajo que usaban este tipo de lenguaje en el texto de su oferta eran mucho menos solicitados por los candidatos y se cubrían 11 veces más lento que aquellos que no lo tenían.

>>Curso de Estudios de Género Online <<

Además, esta investigación señaló que un incremento del 24% en el número de candidatos cualificados que solicitan un trabajo se corresponde con una reducción del 17% del tiempo que tarda en cubrirse ese puesto.

Por otro lado, Snyder planteó la hipótesis de que la diferencia entre las respuestas de los hombres y las mujeres respecto a las ofertas de empleo se puede atribuir a que los hombres postulan por un trabajo cuando cumplen solo con el 60% de los requisitos, mientras que las mujeres lo hacen cuando reúnen la totalidad de los mismos.

Asimismo, según ha publicado Fortune, la experta en liderazgo de mujeres Tara Mohr resaltó en The Harvard Business Review que las mujeres suelen dudar de sus capacidades y consideran que los responsables de contratación no van a pasar por alto que no cumplan algunos de los requisitos de la oferta de trabajo, por lo que suelen optar por “no malgastar tiempo y energía” en solicitar esos trabajos.

En un estudio previo, Textio logró demostrar cómo el lenguaje que se emplea en el anuncio de una oferta de trabajo puede ayudar a predecir el género de la persona que se contratará. En esta ocasión, se analizó la presencia de patrones de lenguaje sexista en las descripciones de 78.000 puestos de trabajo de ingeniería, distinguiendo entre las frases con tono femenino (“transparente”, “catalizador” y “en contacto con”), que predicen una alta proporción de mujeres candidatas, y las de tono masculino (“exhaustivo” y “valiente”), en las que predominan los aspirantes hombres.

Este estudio concluyó que en los trabajos en los que se contrataba a un hombre el anuncio tenía de media casi el doble de frases de tono masculino que femenino y cuando seleccionaban a una mujer tenía dos veces más expresiones de tono femenino que masculino.

>> Máster en Estudios de Género: Mujeres, Cultura y Sociedad Online <<

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

Una radiografía al perfil de los profesionales de deportes de invierno

Au Pair, otra forma de estudiar y trabajar en el extranjero