Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

GRADO EN ESTUDIOS HISPÁNICOS: LENGUA Y LITERATURA de Universidad de Lleida Grados

Universidad de Lleida Grados

Presencial
Pedir información
Impartido en: Lérida

Temario

Los estudios de lengua española y de sus literaturas, que nuestra tradición universitaria ha reconocido durante décadas bajo el título “ Filología Hispánica”, constituyen una disciplina académica presente en todos los sistemas universitarios europeos (muy frecuentemente como “Estudios Hispánicos”). Al plantearse una revisión y renovación de los títulos de grado ante el reto del nuevo Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), la Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación (ANECA) encargó el año 2003 la elaboración de “Libros Blancos” sobre aquellos estudios que podían cumplir tres premisas: existir como título en un número importante de países europeos, tener unos perfiles profesionales definidos para la inserción laboral y demostrar una estructura de estudios que cumpla con los requisitos del EEES. Éste fue el caso de la presente titulación, englobada en el Libro Blanco consagrado al título de Grado en estudios en el ámbito de la lengua, la literatura, la cultura y la civilización. En el proyecto colaboraron activamente los filólogos de las áreas de conocimiento de lengua y literatura españolas, que estuvieron representados en plenario durante todo el proceso. En consecuencia, la propuesta de la Universidad de Lleida (UdL) asume el análisis del Libro Blanco correspondiente, adaptando las directrices que de él se derivan a sus condiciones particulares y, además, a las recomendaciones de la Generalitat de Cataluña y de la propia UdL sobre la transversalidad y la distribución de la docencia. Esta concordancia se refleja en la argumentación de su interés académico, científico y profesional.
Interés académico y científico
Los Estudios Hispánicos de lengua y de literatura se han mantenido en la Facultad de Letras de la UdL desde la década de los setenta, momento en que ésta inició su etapa contemporánea (aunque dependiendo orgánicamente de la Universidad de Barcelona). Desde entonces la oferta docente de Filología Hispánica del centro ha intentado dar respuesta a las demandas procedentes de una sociedad cambiante, tanto a nivel autonómico como a nivel estatal e internacional. Esta oferta ha ido respondiendo también a las modificaciones y cambios de la legislación universitaria, pero fortaleciendo los estudios de lengua española y de sus literaturas. Tal como expone el “Plan Estratégico de la Facultad de Letras de la UdL” (publicado por nuestra universidad en el año 2005), durante las últimas dos décadas se ha podido constatar la existencia de una disfunción universitaria generalizada, que se manifiesta en la divergencia, más o menos creciente según las titulaciones, entre la formación de los estudiantes y los intereses profesionales de nuestra sociedad. Un objetivo de la presente convergencia hacia el EEES es reducir tal hiato: la titulación propuesta tendrá un papel decisivo en esta dirección, en unión del resto de áreas de conocimiento de la Facultad que impartirán asignaturas vinculadas al Libro Blanco de los estudios de lengua, literatura, cultura y civilización.
La existencia de un Grado como el propuesto en la estructura de los estudios oficiales de la UdL dentro de la rama de Lenguas y Literaturas garantiza la preparación de individuos que aportarán a la comunidad universitaria, a la sociedad en general y a la suya más cercana, un conocimiento sólido de la lengua española y de sus literaturas, tanto las correspondientes a España como las que, sobre todo en América, han convertido la cultura en lengua española en una de las más ricas en todo el mundo, tanto en términos cuantitativos como cualitativos. Esta preparación permitirá un conocimiento de una amplia gama de tradiciones, antiguas y presentes, de sus herramientas de estudio y análisis, y -tanto o más importante- una conciencia crítica que permitirá a los estudiantes reconocer la lengua, la literatura y la cultura hispánicas de forma dinámica y relacionar los documentos del pasado con los del presente. Esta conciencia crítica les habilitará para ejercer de forma cabal la ciudadanía y les aportará las ventajas que el estudio de la lengua española y las literaturas hispánicas ofrece a la sociedad.
El estudio de la lengua y de la literatura, la “ filología”, constituye una de las disciplinas más antiguas de nuestra civilización, según confirma su origen y su etimología (“amor al discurso”) y sus posteriores acepciones (de la “erudición lingüística” a la investigación del legado de los grandes creadores literarios). Desde Platón y Aristóteles, pasando por las escuelas alejandrinas y bizantinas, Francesco Petrarca y los humanistas italianos, o la tradición filológica española -que ya obtuvo notables cimas desde fines del siglo XV con Antonio de Nebrija- que se irá engrandeciendo a lo largo de las siguientes centurias, se ha ido forjando una rica tradición de estudio e investigación en nuestras universidades, desde la Edad Media. Los estudios académicos de lengua y de literatura fueron uno de los núcleos de su refundación ilustrada durante los siglos XVIII y XIX, y lo han seguido siendo hasta llegar a nuestros días. No puede antojarse extraño, pues la lengua constituye un canal privilegiado del pensamiento y de la comunicación de los seres humanos y la literatura supone uno de nuestros mayores logros culturales y artísticos.
Actualmente, los estudios de lengua y de literatura española están acreditados como titulación universitaria en la mayor parte de países europeos. Independientemente de la configuración de los ciclos y de las imbricaciones con otras áreas de conocimiento afines, los títulos europeos alcanzan todos los niveles formativos (grados, maestrías y doctorados). En general, en todas las universidades existen departamentos en donde se imparten cursos de lengua española y de literatura española e hispanoamericana, adscritos a facultades con distintas denominaciones, dentro de las áreas de ciencias humanas. Lo mismo puede decirse del ámbito hispanoamericano, por razones naturales, pero también del norteamericano, en torno al cual los informes anuales de la “Modern Language Association” confirman el extraordinario crecimiento de los programas universitarios de esta especialidad, que igualmente puede observarse en las asociaciones académicas internacionales, tanto generales (como la “Asociación Internacional de Hispanistas”) como locales (por ejemplo, las sociedades de estudios hispánicos ligadas a un país concreto, como en Estados Unidos de América, o a áreas lingüísticas, como la que reúne a los hispanistas de Alemania, Austria y Suiza).
Interés profesional
No cabe duda de que los estudios de lengua española y de sus literaturas ofrecen a los estudiantes una gama creciente de opciones profesionales, pues junto a la posibilidad de dedicación a la docencia en sus más diversos niveles (sobre todo en la enseñanza secundaria y en el bachillerato o en el sistema universitario, pero también en cursos de lengua, literatura y cultura española para no hispanohablantes), durante los últimos años se ha abierto un amplio abanico de salidas profesionales, tanto en España como en el extranjero, entre las que pueden destacarse la mediación lingüística, las lenguas aplicadas a las tecnologías de la información o las industrias culturales. Como muy bien subrayan los informes del Instituto Cervantes, el peso del español y de su cultura en el mundo es muy importante, nuestro sistema universitario debe estar a la cabeza en la formación de la creciente demanda de especialistas en un mundo globalizado.
En consonancia con las directrices del Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, cuyo Capítulo II, Artículo 9.1, se consagra a las de las enseñanzas de grado, nuestra propuesta de título de Grado asume el propósito formativo y profesionalizador de estas enseñanzas, es decir, el de una formación general orientada al conocimiento y a la preparación para actividades de carácter profesional. A fin de asegurar de manera realista esta adecuación de los planes de estudio a propósitos profesionalizadores, se ha partido de los datos que aportan las encuestas sobre la integración laboral de los licenciados en Filología Hispánica. Además de estas informaciones, ha guiado el diseño del plan de estudios la convicción, realista y responsable, de que los estudios filológicos y humanísticos deben responder a importantes e irrenunciables ideales de la sociedad actual.
Ya en las deliberaciones que sirvieron para concluir la tarea del Libro Blanco, quedaron bien definidos los diversos perfiles profesionales correspondientes a los estudios de lengua, literatura, cultura y civilización:
(1) enseñanza universitaria e investigación filológica o lingüística,
(2) enseñanza no universitaria,
(3) administraciones públicas,
(4) industria de la cultura,
(5) asesoramiento lingüístico,
(6) traducción,
(7) medios de comunicación,
(8) bibliotecas y documentación,
(9) asesoramiento cultural, y
(10) gestión de proyectos internacionales y otros.
La oferta de materias y asignaturas de la presente propuesta de Grado no puede atender toda esta variedad de opciones, por razones obvias de peso, pero sí recoge buena parte de las competencias específicas y transversales mejor valoradas, como tendrá ocasión de observarse, de manera que los futuros graduados adquirirán unos conocimientos sólidos al tiempo que potencian sus capacidades. Se pretende que los futuros titulados estén preparados para desarrollar tareas en el ámbito de la edición y de la crítica literaria, de la corrección editorial y del asesoramiento lingüístico, así como en el estudio científico de la lengua española y de sus literaturas. También se ofrecerá formación didáctica a los estudiantes para trabajar en el campo de la docencia (sin olvidar la formación de profesorado de español para extranjeros) y conocimientos profesionalizadores relacionados con la interacción entre lingüística y computación, es decir, del ámbito conocido como tecnologías del lenguaje, que se perfila como un mercado laboral en expansión en nuestro entorno social, global y multilingüe. La conexión con el mundo hispanoamericano se realizará tanto desde el ámbito literario como desde el ámbito lingüístico, tanto destinado a la investigación como a las necesidades del mercado laboral. Para una argumentación más detallada sobre el interés profesional y la demanda laboral de los estudios de lengua y literatura, deben consultarse los capítulos 4 y 5 del Libro Blanco.
En este sentido, la experiencia de las pruebas piloto de adaptación de las titulaciones de la Facultad de Letras de la UdL al EEES iniciadas en el curso 2004-2005 nos ha aportado un importante bagaje previo pues, en efecto, sin descuidar ninguno de los aspectos de la formación que se esperaba como propia de una licenciatura en Filología (por una parte lingüística, tanto en aspectos gramaticales como en aspectos sociolingüísticos y pragmáticos, por otra parte literaria, tanto en teoría y crítica de la expresión escrita, como en aspectos de descripción de autores y períodos), constituye un hecho irrefutable que en los últimos años -y probablemente mucho más en los años venideros- se ha potenciado en la UdL, de forma explícita y voluntaria, la vertiente más práctica y profesionalizadora de los estudios, que se manifiesta, por ejemplo, en el caso del estudio de la literatura, en una mayor relevancia de la creación como medio de aprendizaje o en la presencia no virtual sino aplicada de la edición textual como disciplina transversal, y, en el caso del estudio de la lengua, en la incidencia creciente de líneas académicas como son la planificación lingüística, el conocimiento de lenguajes específicos y la lingüística aplicada en sus diversas manifestaciones.
Los estudios del Libro Blanco resaltan la solidez tanto de la demanda laboral como de la capacidad de inserción laboral de los titulados, de manera que se constata un optimismo futuro, una vez conseguida la convergencia en el EEES. Esta opinión coincide con los sondeos realizados desde la UdL, que han analizado las perspectivas de la titulación de los diversos estudios de lengua y de literatura que se ofrecen en la Facultad de Letras, teniendo en cuenta el tejido social, económico y demográfico que le proporciona la mayoría de estudiantes.


OBJECTIVOS FORMATIVOS
1) El título de "Estudios Hispánicos: Lengua y Literatura" debe procurar un conocimiento racional y crítico de las tradiciones literarias en lengua española, desde sus orígenes, para poder comprender el presente.

2) Adquirir un conocimiento básico de las principales características de la lengua española en una perspectiva sincrónica y diacrónica.

3) Proporcionar un conocimiento básico de los métodos, técnicas e instrumentos de análisis principales de la especialidad, es decir, examinar críticamente cualquier fuente lingüística y literaria y manejar los medios de búsqueda, identificación, selección y recogida de información.

4) Alcanzar un conocimiento básico de los conceptos, categorías, teorías y temas más relevantes de las diferentes ramas de la investigación lingüística.

5) Los titulados en "Estudios Hispánicos: Lengua y Literatura" han de saber expresarse con claridad y coherencia, empleando correctamente la terminología propia de la disciplina, així como tener conocimiento de otros idiomas.

6) Los titulados deben haber adquirido las competencias laborales que les permitan desarrollar sus funciones en organismos públicos y privados, medios de comunicación o en otras empresas pertenecientes a la industria con solvencia y profesionalidad.



COMPETENCIAS
COMPETENCIAS GENERALES

Competencias Personales

- Capacidad de análisis y síntesis

- Razonamiento crítico

- Curiosidad por el saber y por el conocimiento del patrimonio humano

Competencias Sistémicas

- Capacidad de trabajo en equipo y habilidades en las relaciones personales

- Conocimiento y sensibilidad hacia la diversidad cultural

Competencias Instrumentales

- Capacidad de organización y planificación del trabajo y la investigación

- Capacidad de comunicación oral y escrita en lengua catalana y castellana, así como con una o más lenguas extranjeras

- Capacidad de utilitzar la terminología y las técnicas propias del ámbito disciplinar o profesional

COMPETENCIAS ESPECÍFICAS

Competencias Lingüísticas Personales

- Dominio crítico de la lengua española des de las distintas perspectivas gramaticales: fonética, fonológica, léxica, morfológica, semántica, sintáctica, discursiva, pragmática y sociolingüística

- Capacidad de analizar y reflexionar sobre la estructura y el funcionamiento de la lengua española y capacidad para entender e identificar distintos registros y variantes dialectales

- Conocimiento del pensamiento lingüístico y capacidad de discriminar de manera crítica entre las distintas teorías para aplicarlas en el estudio científico de la lengua

Competencias Literarias Personales

- Conocimiento de los principales textos, autores y movimientos literarios en lengua española, así como su evolución histórica y su contexto literario y sociolingüístico

- Conocimiento de la teoría literaria, sus corrientes, su evolución, su metodología y sus categorías, incluyendo los géneros y otras formas literarias

- Consciencia crítica de las relaciones entre los acontecimientos históricos y sociales y la producción literaria del mundo hispánico

Competencias Lingüísticas y Literarias Instrumentales

- Conocimiento y dominio prático de retórica, estilística y otros recursos asociados al proceso de creación literaria y a la optimización de los objectivos de la comunicación oral y escrita en lengua española

- Capacidad de analizar, evaluar y corregir, gramatical y estilísticamente, textos orales y escritos en lengua española

- Conocimiento crítico, teórico y práctico y capacidad de participar en el diseño de procesos de comunicación interpersonal de masas con finalidades informatives, persuasivas, didácticas o comerciales



SALIDAS PROFESIONALES
1) Enseñanza de la lengua española

2) Enseñanza de las literaturas en lengua española

3) Archivos y bibliotecas

4) Documentación

5) Edición y corrección de textos

6) Col·laboración en medios de comunicación

7) Crítica literaria y cultural

8) Asesoramiento cultural en instituciones públicas y empresas privadas

9) Asesoramiento lingüístico en instituciones públicas y empresas privadas

10) Administraciones públicas

11) Uso profesional de las tecnologías de la información (en su vertiente lingüística y literaria)

12) Gestión y divulgación cultural



CONSULTAR + INFORMACION

Contacta ahora con el centro