Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Once claves para ayudar a los hijos a estudiar

Los gráficos, la nemotecnia o la combinación de palabras, entre las técnicas más eficaces.

Publicado en Orientación académica
Foto de Once claves para ayudar a los hijos a estudiar
Diversas investigaciones han puesto de relieve la importancia de que los padres se impliquen en la formación y educación de sus hijos. Un papel que cada vez es más relevante y en el que tienen que asumir una mayor responsabilidad, sobre todo, cuando el niño crece y llega a la adolescencia.

>>Ver cursos de ESTIMULACIÓN COGNITIVA

Este rol, sin embargo, no siempre es fácil de desarrollar, aunque tampoco es imposible si se siguen una serie de pautas y consejos básicos como saber cuándo van a ser los exámenes para hacer una planificación en la que se pueden hacer uso de recursos como la web de la escuela o el email, establecer un objetivo de cuántos días de estudio se precisan, determinar los materiales con los que se va a estudiar y repetir los ejercicios.

De ayuda es también el método pregunta-respuesta para mejorar el aprendizaje, aunque no es el único e, incluso, puede que no funcione con todos los niños por lo que hay otras 11 alternativas que deben tenerse en cuenta, según apunta Heather Lambert, consultora de Aprendizaje, en el portal Edutopia.

1.- Tarjetas: las preguntas y respuestas pueden convertirse en tarjetas, siendo posible agruparlas en montones por niveles de dominio u otro orden para responderlas. Esto redunda en una mayor motivación para el niño.

2.- Categorización: las tarjetas tienen que emplearse a su vez para organizar la información por categorías o por algún otro tipo de orden, de manera que el estudiante haga una conexión más fácil entre la información y su cerebro.

3.- Combinación de palabras: memorizar o recordar puede ser más fácil creando frases con el vocabulario que hay que aprenderse o con las palabras clave, comenzando por frases más simples con un vocablo, luego dos, tres…

>>Ver cursos de MOTIVACIÓN
>>Ver cursos de DESARROLLO PERSONAL

4.- Letras musicales: un ejercicio que igualmente es útil es seleccionar la canción favorita del estudiante para reescribirla con la mayor cantidad de información que la persona pueda recordar. Este proceso puede llevar varias repeticiones, pero una vez que se ha aprendido se “canta” una y otra vez.

5.- Dibujos: de gran ayuda es emplear imágenes sobre tarjetas, papel o pizarra para describirlos y aprender así durante la sesión de estudio.

6.- Hablar: una alternativa es explicar de forma oral cada aspecto de forma detallada haciendo uso de tarjetas o guías de estudio.

7.- Gráficos: los gráficos que aparecen en el texto y hojas de trabajo se pueden emplear para explicar la información que contienen tanto en voz alta como por escrito, según la preferencia del estudiante.

8.- Nemotecnia: bajo este término se engloba la técnica de utilizar siglas, crear palabras o usar refranes para recordar la información haciendo juegos con el lenguaje.

9.- Visualización oral: en este caso, el método se basa en leer una parte de las notas y que el estudiante describa lo que le viene a la mente visualmente.

10.- Conversación: útil es igualmente hablar o escribir sobre el tema que se tiene que aprender fingiendo ser alguien o algo más.

11.- “Carta del superhéroe”: se trata de que el adolescente escriba una carta a un superhéroe explicando por qué el material y la información es importante.

También te pueden interesar:
Curso de Intervención Psicoeducativa ante dificultades de aprendizaje 

Más información:

Edutopia