5 consejos para empezar una FP a distancia

5 consejos para empezar una FP a distancia

Organización, implicación en tus estudios y participación son algunos de los consejos que ofrece ILERNA para estudiar FP a distancia.

Estudiar a distancia tiene muchas ventajas como, por ejemplo, gestionar tu propio tiempo, no tener que desplazarte o compaginarlo con más facilidad con el trabajo. Pero también plantea muchos retos, sobre todo, psicológicos. Te damos cinco consejos que te ayudarán a aprovechar al máximo tu etapa formativa y mantenerte constante.

Tanto si estás pensando en darle un giro a tu carrera profesional como si quieres dedicarte a una profesión con buenas perspectivas de futuro, la formación a distancia, sobre todo la FP, presenta enormes ventajas a la hora de acceder a una formación de calidad desde casa.

Las posibilidades de una buena formación online son enormes: horarios flexibles, muchos más recursos de aprendizaje, seguimiento del equipo docente…todo desde la comodidad de casa. Pero debemos mantenernos alerta y separar el estudio en casa del resto de actividades.

Durante el confinamiento muchas personas pudieron experimentar el teletrabajo, que si bien a primera vista puede parecer mucho más cómodo, trabajar en el mismo espacio en que convivimos con la familia, vemos la televisión en el tiempo libre o comemos puede tener unos efectos muy negativos sobre nosotros y lo que hacemos.

Consejos para estudiar tu FP a distancia

Si estás pensando en estudiar online, estos son 5 consejos que puedes aplicar para sacar el mayor provecho de tu Formación Profesional.

1. Crea tu espacio

Estudiar en casa no significa abrir el libro en el sofá o el ordenador encima de la cama. El cerebro cambiará el significado de esos lugares. Hay que evitar estudiar en un lugar destinado al entretenimiento o el descanso. Para ello, debes designar un espacio iluminado y sin distracciones: mesa, silla y material de estudio. Asociar ese espacio con el estudio y nada más. De esta forma, cuando hagas un descanso, podrás ir a la cocina o al sofá y “cambiar de aires”.

2. Pequeños objetivos para grandes resultados

Al poder adaptar el estudio a tu horario, poder ver las clases en diferido y tener las fechas de entrega al final, puede que no te dé la sensación de tener mucho trabajo. Pero es solo una ilusión, trabajo hay el mismo.

Lo importante aquí es hacer un calendario semanal de cada asignatura y preguntarte ¿qué voy a conseguir hoy? Fíjate unos objetivos pequeños todas las semanas para cada materia. Hacer resúmenes, completar los ejercicios, elaborar esquemas de un tema, acabar la introducción del trabajo, etc. Lo importante es que sean asumibles, el objetivo es cumplir todo lo que te propongas.

3. ¡Habla!

Que no haya clases presenciales no implica que tengas menos contacto con tus compañeros y compañeras. Pregunta, contacta y ayudaros unos y otros. Lo mismo sucede con el equipo docente: tendrás video tutorías semanales o quincenales y un breve tiempo de respuesta. No olvides que tienes un equipo y unos compañeros ahí para apoyarte y ayudarte en lo que necesites. Los profesores tienen experiencia en hacer el seguimiento online del alumnado y no te sentirás solo en ningún momento.

4. Aprovecha los estudios a tu medida

Una de las grandes ventajas de la formación online es que puedes adaptar los estudios a tus posibilidades. Si trabajas, tienes personas a tu cargo u otras responsabilidades, la FP a distancia permite matricularse de menos o más asignaturas según tus posibilidades. Así, podrás cursar menos materias, si debes compaginarlo con otras obligaciones, o más, si quieres finalizar antes la formación.

5. Pon tus horarios

Establece unas horas al día para dedicar a tu formación. Funciona mejor cuando son las mismas horas cada día, pues creas un hábito e inconscientemente estás listo para el estudio cuando llega la hora. Dejarlo para cuando “tienes un rato libre” o adaptarlo al resto de actividades diarias provocará que este proceso de “mentalización” sea mucho más difícil y puedes caer en la procrastinación.

De esta forma, estableciendo un horario fijo y haciendo de ello una rutina diaria conseguirás que las horas de estudio sean más productivas y estés mucho más preparado.

Como ves, hay muchas cosas que podemos hacer, aunque puedan parecer nimiedades mejorarán muchísimo tus hábitos de estudio y tu aprendizaje. La FP a distancia está a tu alcance, ¡demuéstralo!