Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

¿Y si la depresión se pudiera detectar por tu forma de hablar?

Científicos del MIT intentan predecir la depresión a través de patrones del habla. Se podría detectar esta enfermedad con una simple conversación.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de ¿Y si la depresión se pudiera detectar por tu forma de hablar?
Detectar una depresión a través de nuestra forma de hablar es el objetivo de recientes experimentos realizados por investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), que intentan descubrir qué patrones de habla son indicativos de la depresión y así poder diagnosticar a un individuo, sin necesidad de nada más que una simple conversación.

>>¿Te gustaría hacer un seminario en Intervención Psicológica en Depresión y Ansiedad?

Hasta el momento, para diagnosticar la depresión los médicos entrevistan a los pacientes y les hacen preguntas específicas sobre posibles enfermedades mentales pasadas, estilo de vida y estado de ánimo, identificando la afección según las respuestas del paciente. En los últimos años, sin embargo, los modelos de aprendizaje automático han servido para detectar palabras y entonaciones del habla que pueden indicar si el individuo está deprimido o no.

Investigadores del MIT están intentando profundizar más en este modelo que permitiría impulsar aplicaciones móviles que puedan monitorear una conversación y enviar alertas ante la existencia de problemas mentales, lo que sería especialmente interesante para personas que no pueden o no quieren acudir a un centro médico para establecer un diagnóstico.

El objetivo es que los signos de la depresión puedan detectarse en una interacción natural, en cualquier tipo de conversación, y lo ideal sería que la técnica fuera utilizada para identificar este estado de ánimo en conversaciones casuales que tengan lugar en centros médicos.

Según los científicos, la innovación clave de este modelo consiste en su capacidad para detectar patrones indicativos de depresión y luego asignar esos patrones a nuevos individuos, sin restricciones. Para ello, los investigadores han utilizado una técnica de secuencias de la que se extraen patrones de habla para personas con depresión o sin ella. En este sentido, se da la circunstancia de que las personas con depresión suelen hablar más despacio, de una manera más plana y monótona y estableciendo pausas más largas entre palabras.

>>Interesante: Curso de Gestión por competencias, motivación y estrés

La depresión en estudiantes y en el ámbito laboral


En general, la depresión en los estudiantes también tiene asociada otros síntomas, como sentimientos de tristeza, ansiedad o vacío persistentes, pesimismo y culpabilidad, pérdida de interés o placer en el tiempo de ocio, cansancio generalizado, dificultad para concentrarse y para dormir, cambios en el apetito, inquietud o irritabilidad y pensamientos de muerte o suicidio.

Asimismo, la depresión también está asociada al ámbito laboral, teniendo en cuenta que, en Europa, el 86% de las personas con depresión están en edad de trabajar. Dentro de esta franja, el 10% sufre un episodio depresivo al año. En España, las bajas al año causadas por trastornos mentales se estiman en uno por cada cien trabajadores y más del 70% de estas bajas están causadas por ansiedad o depresión. La sintomatología se traduce en una menor productividad, absentismo, un posible aumento de drogas y alcohol, y un mayor número de accidentes laborales.

>>Te puede interesar: Curso de Prevención de la Ansiedad y la Depresión en el Trabajo. Más info en este formulario: