Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Un estudio sugiere cuál es la mejor forma de hablar a los bebés

Una investigación pone de manifiesto que la forma de hablar con los bebés, y su aprendizaje, no tiene más misterio que una fórmula matemática.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Un estudio sugiere cuál es la mejor forma de hablar a los bebés
Cuando nos dirigimos a un bebé muchas veces podemos pecar de excesivamente infantiles. Sin embargo, un grupo de investigadores han demostrado que hablar a los bebés de esta manera puede incentivar y mejorar su aprendizaje del lenguaje. Y todo ello, argumentado con un modelo matemático.
Hablar casi cantando, la mejor forma de dirigirse a los recién nacidos

>>Curso de Certificación Internacional en Estimulación Del Lenguaje en La Infancia a Distancia 

Se acabó aquello de hablar a los bebés como adultos para que aprendan cuanto antes la cadencia y el tono de las palabras. El lenguaje infantil, hablar casi cantando, exagerando los sonidos, queda registrado como la mejor forma de enseñar a los recién nacidos. Y es que una serie de expertos de la Universidad de Rutgers-Newark afirman que el uso de sonidos exagerados puede ser la mejor manera de enseñar el lenguaje a un bebé.

Precisamente Patrick Shafto, uno de los profesores que ha realizado este estudio publicado en Psychological Review, afirma que “nuestras intuiciones, son sorprendentemente acertadas” hablando de la manera en la que los padres nos comunicamos con los bebés y se pregunta: ¿Por qué hablamos de manera divertida con los niños? En realidad es para ayudarles a aprender las propiedades relevantes de la lengua”.

>>Máster en Logopedia Online

Tras observar la forma de hablar de los padres, como se comían sonidos o pronunciaban ciertas palabras, este grupo creó un modelo matemático que predice los patrones del habla comprensibles desde el nacimiento. Los sonidos seleccionados, los que más usamos con los bebés, exageran propiedades importantes que los bebés necesitan para atender y aprender.  Si se pone el énfasis en las palabras adecuadas, el pequeño conseguirá aprender más rápido y con menos datos.

Se diría que, con el tiempo, el cerebro del bebé es capaz de convertir el lenguaje infantil en lenguaje ordinario. Y es que el impulsor de este estudio afirma que su modelo matemático es una manera elegante de pensar en el aprendizaje de los bebés, aunque advierte que este primer trabajo es preliminar.

Lo más curioso de esta investigación es que muchos adultos no sólo hablan de una manera especial a los bebés. También distorsionan su forma de hablar con animales domésticos o con los extranjeros que no entienden su idioma, y a cada uno de una manera diferente. Así, ante los animales se exageran las vocales de manera casi cantarina para que estos entiendan, mientras que con los extranjeros se hace un esfuerzo para exagerar los sonidos de las vocales, sin cantar, y hacer así más comprensivo el mensaje.

>>Curso de Trastornos Del Lenguaje y Acalculia Online 

De esta manera Shafto afirma que se pueden usar las matemáticas para afinar los patrones del habla de los profesores de forma que mejoren su manera de enseñar inglés como segunda lengua. La clave consistiría en alterar solo las cosas que son importantes y resaltar las diferencias en el lenguaje.

En conclusión, las matemáticas y el estudio del aprendizaje de idiomas van juntos ya que “el aprendizaje de estar categorías de vocales es un problema complicado”.

Más información:
Infant-Directed Speech Is Consistent With Teaching

También te puede interesar:

La voz de la madre, clave en las habilidades sociales de los niños
La voz de la madre, clave en las habilidades sociales de los niños