Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Un estudio explica por qué los niños confunden la “o” con la “y”

Niños y adultos usan casi el mismo método de análisis lógico del lenguaje en frases ambiguas que incluyen conjunción y disyunción, pero solo los mayores sustituyen la “o” por la “y”.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Un estudio explica por qué los niños confunden la “o” con la “y”
Si alguna vez cuando has dado a elegir a un niño entre dos cosas (“esto o lo otro”), éste ha interpretado que podría escoger las dos cosas a la vez, quizás sea porque haya confundido la “o” con la “y” en la frase, tal y como han demostrado diferentes estudios realizados desde 1970.

>>Curso de Trastornos del Lenguaje oral en el contexto escolar

Con el objetivo de descubrir el motivo por el que los niños interpretan la disyunción (“o”) como conjunción (“y”), un equipo de lingüistas de Massachussets Institute of Technology (MIT), en colaboración con Carleton University, ha realizado una investigación a lo largo de la última década.
Los niños parecen interpretar la disyunción como conjunción

Una de las primeras conclusiones de este estudio consiste en reconocer que los niños usan casi por completo el mismo método que los adultos cuando evalúan frases potencialmente ambiguas que incluyen conjunción (“y”) y disyunción (“o”). Tanto niños como adultos calculan las “implicaciones escalables” de las afirmaciones, es decir, piensan sobre las implicaciones de la relación lógica entre una frase y sus alternativas, pero el resultado es diferente entre niños y adultos.

La diferencia está en que, a la hora de interpretar ese tipo de frases y aclarar su significado, los adultos sustituyen las disyunciones y las conjunciones (sustituyen la “o” por la “y”) cuando sopesan las posibles alternativas para intentar precisar más el significado de la frase. Así, posteriormente se dan cuenta si esas opciones confieren a la frase un nuevo significado o no y como resultado, se refuerza el significado de la frase correcta.

>>Grado en Educación Infantil online

Sin embargo, generalmente, los niños no se paran a sustituir la “o” por la “y” para ver si cambia o no el significado. Al no probar las posibles opciones, los niños refuerzan el significado de “o” pero la convierten en “y”, lo que les lleva a confundir la “o” con “y”.

Con esta investigación se logra formalizar los cálculos de “implicaciones escalables” e identificar áreas donde las pequeñas diferencias en el espacio de alternativas lógicas pueden tener amplias consecuencias.

El estudio se basa en investigaciones previas sobre semántica formal, que es el área de la lingüística que investiga la lógica del uso del lenguaje natural. El trabajo “Los niños interpretan la disyunción como conjunción: consecuencias para las teorías de la implicación y el desarrollo de los niños” se va a publicar en Natural Language Semantics.

>>Curso de Neuropsicología infantil online

El equipo de investigación realizó un experimento a 59 niños de habla inglesa de entre 3 y 6 años y a 26 adultos del área de Ottawa. Los lingüistas dieron a cada sujeto una serie de cinco afirmaciones que incluían “o” e “y” junto con sus respectivas imágenes para que les dijeran si eran verdaderas o falsas.

Por último, los investigadores creen que este patrón de análisis lógico del lenguaje no sólo se da en inglés sino que se repite en otros idiomas. Por el momento, ya han comprobado que también se da en walpiri, el lenguaje de los indígenas australianos, y en el lenguaje de signos americano y actualmente están replicando los hallazgos del estudio en francés y japonés.

>>Ver cursos de conversación en Inglés | Francés

Más información:

Children interpret disjunction as conjunction: Consequences for theories of implicature and child development. MIT (PDF)