Todos contra el estrés: técnicas infalibles ante situaciones adversas

Todos contra el estrés: técnicas infalibles ante situaciones adversas

Gestionar situación de estrés y controlar las emociones que se producen es clave para evitar sus efectos nocivos.

En el último año han aumentado los problemas de ansiedad, nerviosismo o depresiónGestionar el estrés es posible si se aprende a hacerlo. 

Con diez sencillos consejos se puede conseguir mejorar una situación estresante. No obstante, siempre es bueno consultar o ponerse en manos de expertos, sobre todo, en los casos más extremos. 

>>Ver Cursos de Gestión del Estrés online.

1. Preocupaciones 

Para tener bajo control el estrés, es importante ser consciente de que hay cosas que no están en la mano de cada uno poderlas cambiar. Por lo tanto hay que dejar de preocuparse por ellas y tratar de hacer acciones que desvíen la atención o bien que ayuden a llevar mejor esas situaciones. 

2. Actitud

Tener una actitud positiva es fundamental para mantener el estrés a raya. Los pensamientos negativos generan más estrés por lo que es importante cambiar la forma de pensar y darle la vuelta a esos sentimientos con frases positivas que, por ejemplo, ayuden a desarrollar positividad ante los desafíos, retos, problemas…

3. Situaciones

Por supuesto, para no tener estrés, por lo menos del malo, es importante evitar las situaciones que nos estresan. Un consejo que puede parecer evidente, pero que no siempre se practica. Hay que concienciarse de que conviene evitar toda situación estresante.

>>Aprende a gestionar el Estrés Laboral. Ver cursos online. 

4. Decir ‘no’

Para controlar el estrés, sobre todo, cuando la causa es un exceso de tareas, ya sea en casa o en el trabajo, es clave aprender a decir ‘no’ y establecer límites. No hacerlo, solo irá generando más y más estrés, llegando incluso a situaciones graves.

5. Ejercicio

Una de las mejores maneras de superar el estrés es hacer ejercicio porque el cerebro libera químicos que ayudan a que la persona se sienta mejor. Además, a través de la actividad física, se facilita sacar fuera energía reprimida o los sentimientos de frustración o negativos. Para que todo esto funcione, se tiene que hacer una actividad que guste y no verse como una obligación.

6. Postura

Muchas personas no son conscientes de la importancia de la postura corporal, que tiene también relación con el estrés. La mejor posición antiestrés es ponerse de pie con la espalda muy recta y hacer muecas con la cara. Esto aporta seguridad y confianza, aparte de inhibir la producción de cortisol.

>>Te puede interesar: Cursos de Comunicación Efectiva y Manejo de Conflictos. 

 

7. Hobbies

Otra forma de dejar a un lado el estrés es hacer actividades o hobbies que gusten y sirvan de elemento de distracción. Las opciones son múltiples: desde escuchar música, leer, ir al cine, jardinería, manualidades…

8. Dormir

El descanso es clave para controlar el estrés. Lo ideal es dormir entre siete y nueve horas diarias todas las noches para que descanse el cuerpo y el cerebro. No descansar y no dormir lo suficiente está demostrado que aumenta el nivel de estrés, entre otros efectos nocivos.

9. Alimentación

Además de dormir bien y descansar, también es fundamental adquirir hábitos saludables, principalmente, en alimentación. Los alimentos más sanos son los que dan energía al cuerpo y cerebro. Entre las mejores opciones están las frutas, verduras, granos integrales, proteínas magras y lácteos reducidos o sin grasas. Es clave reducir al máximo la ingesta de los productos y bebidas ricas en azúcar. 

10. Respiración

Y, sobre todo, para controlar el estrés hay que respirar bien para lo que es importante aprender técnicas de relajación con las que se reduce el ritmo cardíaco y se reduce la presión sanguínea.

 

Noticia relacionada: El estrés en la adolescencia podría empeorar la memoria y aumentar la ansiedad de adultos