Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Sobre la mesa las propuestas del Libro Blanco de la Función Docente

El Gobierno ya tiene en su poder el Libro Blanco de la Fundación Docente no universitaria, encargado al filósofo José Antonio Marina.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Sobre la mesa las propuestas del Libro Blanco de la Función Docente
El Libro Blanco de la Fundación Docente no universitaria fue una de las primeras propuestas del ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, durante su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados el pasado mes de julio. Ahora, el ministro ya tiene sobre su mesa el borrador que se encargó al filósofo José Antonio Marina y que se remitirá al conjunto de la comunidad educativa.

>>Quiero hacer un Grado en Educación Primaria
>>Me gustaría hacer un curso de Técnico Superior en Educación Infantil
>>Ver Grado en Educación Secundaria

Marina reconoce que “el Libro Blanco ha seguido una ruta poco común. Lo normal es que un Gobierno lo redacte y lo lance a la sociedad. En nuestro caso, he intentado que se elaborase desde la escuela, para hacerlo llegar al Gobierno y que este lo entregara a la sociedad para su discusión. He pedido al ministro que envíe el Libro Blanco a todos los centros de Infantil, Primaria, Secundaria y Formación Profesional, para que los claustros lo debatan y sus aportaciones puedan hacer una versión wiki”.

>>Ver otros CURSOS PARA PROFESORES

Desde el sindicato docente ANPE discrepan del modo en que se ha gestado el Libro Blanco, “al final de legislatura y en plena campaña electoral, con una reforma educativa muy cuestionada”, según el comunicado emitido.

El Libro Blanco trata de aspectos que se refieren al ejercicio docente y a los cambios necesarios para mejorar su calidad, lo que podría servir de base para el Estatuto de la Función Docente y para facilitar un Pacto de Estado sobre Educación, según se recoge en el borrador.

Entre los aspectos recogidos en este primer texto destaca la propuesta de siete años de carrera para convertirse en maestro. A los cuatro años de la formación de los docentes se le unirían dos años de prácticas remuneradas en un colegio o instituto supervisadas por un tutor, y entre medias una especie de MIR educativo que incluiría un examen anual sobre conocimientos, con los mismos criterios en toda España y que daría lugar a la fijación de “numerus clausus”.

Con la nota obtenida, los aspirantes elegirían el centro superior de formación del profesorado en el que cursar un máster de un año de duración. Este máster sería gratuito para un 25% de los aspirantes a maestros. Aquellos con mejor nota tendrían pagadas la residencia y manutención si escogen un centro alejado de su lugar de residencia. Por otra parte, los profesores que quisieran ser funcionarios deberían someterse, además, a una oposición.

>>Ver MÁSTERES PARA PROFESORES
>>Máster universitario en Formación del Profesorado de Secundaria

Al mismo tiempo, el Libro Blanco recoge que los docentes tendrían que someterse a evaluaciones sistemáticas durante el ejercicio profesional con efectos en el sueldo. En esta evaluación se tendrían en cuenta los resultados del centro, el progreso de los alumnos, la observación del docente en el aula y el currículum del profesor, además de otros criterios como la opinión de los alumnos. Marina apuesta por mejorar las condiciones laborales de los docentes reconociendo la excelencia y no solo la antigüedad.

El documento también establece que los docentes mejor preparados darían clase en los centros más conflictivos, al tiempo que se reconoce que es necesario mejorar las condiciones laborales de los profesores para que el sueldo inicial sea lo más alto posible y se pretende dar más autonomía curricular y organizativa a los centros, cuyos directores podrían escoger a su equipo de docentes.

En este sentido, se pretende convertir a la docencia en una profesión de élite, con los profesionales más capacitados, a quienes se les proporcionaría “formación inicial y permanentemente adecuada”. Así, se plantea introducir un número de horas obligatorio de formación presencial y fomentar las estancias en el extranjero, a la vez que se mejoraría la FP con la incorporación de docentes de prestigio.

El PP considera que este documento es un borrador para trabajar en la próxima legislatura, mientras que el PSOE ha presentado en noviembre el documento “Hacia un nuevo modelo de profesionalidad docente para el siglo XXI”, de elaboración propia sobre la profesión docente.

Más información:

Borrador del Libro Blanco de la Profesión Docente y de su entorno escolar