Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Rajoy aboga por un Pacto Nacional por la Educación y retoca las reválidas

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, anuncia la suspensión de los efectos académicos de las reválidas y pide un Pacto de Educación.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Rajoy aboga por un Pacto Nacional por la Educación y retoca las reválidas
El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la Presidencia, Mariano Rajoy, anunció ayer en el Congreso de los Diputados durante la primera sesión de investidura que las reválidas de ESO y Bachillerato no serán necesarias para adquirir el título, matizando que la de segundo de Bachillerato “tendrá valor únicamente para acceder a la universidad”.

>>Quiero hacer un Grado Universitario

La suspensión de las reválidas, según Mariano Rajoy, se realizará de forma temporal hasta que los partidos alcancen un Pacto Nacional por la Educación, para lo que el presidente del Gobierno en funciones ha fijado un plazo de seis meses. Además, Rajoy ha avanzado que este gran pacto deberá atender, entre otras cuestiones, el estatuto del personal docente, un programa de refuerzo educativo para luchar contra el fracaso escolar y el impulso a la Formación Profesional.

>>Me gustaría estudiar un Grado en Madrid

>>Ver Grados en Barcelona

Las federaciones de Enseñanza de UGT y CC.OO. y el sindicato de profesores STES han tachado de “insuficiente” este anuncio, solicitando “una derogación de las reválidas y no una paralización temporal”. En este sentido, los sindicatos solicitan una “vuelta a la antigua Selectividad como garantía del distrito único universitario”.

>>Ver Clases de Apoyo de Selectividad

Por su parte, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) se ha mostrado de acuerdo con el anuncio del candidato a la Presidencia del Gobierno, y ha calificado de “esencial” llegar a un gran acuerdo “con vocación de futuro y estabilidad” entre todos los agentes implicados.

Por otra parte, y ante las alusiones de Rajoy a la bajada del desempleo y las previsiones laborales para nuestro país, el Consejo de la Juventud le ha recordado la precariedad del empleo juvenil, con una tasa de desempleo que ronda el 41,9% entre los menores de 25 años y un 59,1% de temporalidad entre los menores de 30.

 

En este sentido, el CJE solicita la derogación de las dos últimas reformas laborales y la subida del Salario Mínimo Interprofesional, al tiempo que señala que “el descenso del paro es un espejismo estadístico que encubre la difícil realidad de la juventud española”.