Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Qué es el Trastorno del Lenguaje y la importancia de la detección precoz frente al bullying

Los expertos recomiendan el tratamiento precoz a niños con trastorno del desarrollo del lenguaje para reducir el riesgo de bullying y fracaso escolar.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Qué es el Trastorno del Lenguaje y la importancia de la detección precoz frente al bullying
El Trastorno del Desarrollo del Lenguaje (TDL) es una patología que afecta a la adquisición y el desarrollo del lenguaje en algunos niños. Se caracteriza por un habla en la que no aparecen preposiciones, adverbios, artículos y pronombres. Afecta a uno de cada catorce menores y su tratamiento a tiempo presenta múltiples beneficios, según explican desde la Universidad Oberta de Catalunya (UOC).

Me gustaría prepararme una Oposición a Maestro con Especialidad en Pedagogía Terapéutica

Existen diferentes síntomas que podrían alertar a los padres de que sus hijos padecen esta patología. Un 25% de los niños con TDL son hablantes tardíos, lo que significa que comienzan a decir sus palabras alrededor de los dos años. Muchos de estos pequeños no prestan atención a lo que dicen las personas que están a su alrededor y, en algunos casos, no responden ni siquiera a su nombre.

Además, hay que tener en cuenta los antecedentes familiares, ya que es probable que estos niños tengan un padre o una madre que ha tenido problemas en el lenguaje a su edad.

La ayuda en estos casos es fundamental, ya que si no se recibe atención el niño tendrá dificultades en seguir el ritmo de la clase. El retraso en el lenguaje provocará problemas de lectoescritura que es probable que acaben en fracaso escolar. Además, estudios realzados indican que este trastorno y la dislexia están relacionados. Muchos niños con TDL cumplen los criterios para ser diagnosticados con dislexia.

>>Te recomendamos: Curso de Oposición de Maestros de audición y lenguaje (varias provincias). Más información en este formulario:

Oposición de Maestros de audición y lenguaje


Las relaciones sociales son otra de las dificultades. A los 16 años, el 40% de la población tiene problemas para relacionarse con compañeros. El 50% de los adolescentes con este trastorno han sido víctimas de acoso, según el informe The Manchester Language Stuy.

La intervención de los padres es clave para resolver la situación. A los dos años no se puede establecer que el niño presenta un trastorno del desarrollo del lenguaje, pero es necesario hacer un seguimiento cercano a su desarrollo lingüístico.

EL TDL se diagnostica aproximadamente a los cinco años, aunque los expertos coinciden en la necesidad de que el niño comience una intervención logopédica en el momento en que exista una sospecha. Cuanto antes se intervenga, mejor es el pronóstico de la estimulación precoz.

En casa se puede ayudar al niño estimulando su lenguaje al máximo. Hablar al pequeño constantemente, enseñarle nuevas palabras y expresiones, o procurar que el niño tenga el máximo de experiencias comunicativas es una buena fórmula. Además, el logopeda puede enseñar a los padres técnicas sencillas para ayudar al desarrollo del lenguaje.

>>Te puede interesar: Máster de Intervención en Dificultades del Aprendizaje

Noticia relacionada: Filtros de colores: ¿posible solución a la dislexia?