Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Proyecto de Ley de Educación: estos son los cambios que llegarán al sistema educativo no universitario

El Congreso de los Diputados ha aprobado el proyecto de Ley que modificará algunas de las medidas que se adoptaron con motivo de la crisis económica en materia educativa. Entre las principales novedades, figura la eliminación del aumento de alumnos por aula. [Foto: Isabel Celaá, ministra de Educación | Congreso de los Diputados]

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Proyecto de Ley de Educación: estos son los cambios que llegarán al sistema educativo no universitario
Por unanimidad. Así se ha aprobado en el pleno del Congreso de los Diputados el proyecto de Ley, denominado de ‘mejora de las condiciones para el desempeño de la docencia y la enseñanza en el ámbito de la educación no universitaria’, que ya recibió el visto bueno en el Consejo de Ministros el pasado día 14 de noviembre.

Este proyecto de Ley, que ahora deberá ser votado en el Senado, modificará el Real Decreto Ley 14/2012. En concreto, esta nueva norma, que ha sido desarrollada por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, afectará a tres medidas concretas, que pasarán a estar suprimidas y que fueron adoptadas con motivo de la situación de crisis económica que atravesaba España.

>>Ver aquí Curso de Experto de Evaluación y diagnóstico educativo

1. La jornada lectiva docente


De esta manera, se elimina el aumento obligatorio de la jornada lectiva de los docentes que se fijaba en 25 horas como mínimo en Infantil y Primaria y en 20 horas en Secundaria. Con la nueva norma, las Administraciones Públicas con competencias educativas podrán establecer la parte lectiva de la jornada semanal del personal docente que imparte las enseñanzas reguladas por la LOE en centros públicos. No obstante, se recomienda un máximo de 23 horas en Educación Infantil, Primaria y Especial, y un máximo de 18 horas para el resto de enseñanzas.

>>Hemos encontrado: Curso de Pedagogía Montessori para profesorado

2. Stop al aumento de ratios


Además, con el proyecto de ley, se acaba con la posibilidad de que se eleve hasta un 20% las ratios máximas de alumnos por aula con el fin de garantizar los estándares de calidad educativa, que podrían verse afectados por un elevado número de estudiantes por aula.

>>Apúntate: Curso de Competencias clave en Primaria 

3. Sustituciones


Y, finalmente, la tercera medida que se modifica es la relativa a la espera de diez días lectivos para el nombramiento de funcionarios interinos para sustituir a los docentes titulares de baja. En este caso, con el nuevo marco normativo, la sustitución será inmediata desde el momento de la baja del profesor titular.

Esta última medida –la eliminación de los diez días lectivos-, será la primera que entre en vigor, puesto que comenzará a aplicarse al día siguiente de la publicación de la nueva ley en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Las otras dos medidas se empezarán a poner en marcha el próximo curso académico 2019-2020.

Con este proyecto de Ley –que se ha aprobado con una enmienda transaccional del Grupo Parlamentario Socialista  Unidos Podemos-En Comú Podem-En Maria y otra enmienda del Grupo Parlamentario Popular-, el Gobierno de España pretende hacer una “mejora de las condiciones para el desempeño de la docencia y la enseñanza en el ámbito de la educación no universitaria”, según ha señalado la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, durante su intervención en el pleno del Congreso de los Diputados.

>>Mira: Curso de Tutoría y orientación escolar (ver aquí más detalles) 

Voces en contra


Sin embargo, el nuevo marco legal no nace con consenso en el sector educativo. Desde Escuelas Católicas, junto con organizaciones y sindicatos de la enseñanza concertada -entre los que figuran CECE, COFAPA, CONCAPA, FEUSO y FSIE-, han mostrado su rechazo a los cambios que se plantean porque los aspectos que son más controvertidos de la LOMCE no se están aplicando.

Las organizaciones también denuncian que se “asfixia el derecho a la libertad de enseñanza”, aparte de restringirse el derecho de las familias a elegir el tipo de enseñanza que quieren para sus hijos, relegando la Enseñanza Concertada a un papel secundario.

Estas entidades igualmente se muestran críticas porque no se incluyen medidas encaminadas a la mejora de las condiciones laborales y profesionales de los trabajadores de los centros concertados y tampoco se avanza en su homologación, al igual que sucede con las salariales.

Otro de los puntos de crítica desde estas organizaciones es el tratamiento que se hace de la asignatura de Religión, ya que no se alude a ella y consideran que puede suponer que esta materia quede arrinconada.

>>Lectura recomendada: La educación en España se pone colorada cuando la miran