Niña enfadada delante de una pared. Foto de pvproductions

Foto: Niña enfadada delante de una pared. Foto de pvproductions

Niños, adolescentes y sus grandes habilidades para perdonar a los demás

Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte sugiere que enseñar a los niños a comprender las perspectivas de otras personas, podría facilitarles el aprendizaje de cómo perdonar a los demás.

Aceptar las disculpas cuesta. Sin embargo, niños y adolescentes podrían tener grandes habilidades para perdonar a los demás.

Es una de las principales conclusiones de un estudio realizado en la Universidad de Carolina del Norte publicado en la revista Science Daily. La investigación destaca que enseñar a los niños a comprender las perspectivas de otras personas, podría facilitarles el aprendizaje de cómo perdonar a los demás.

Para realizar el estudio se realizaron entrevistas a 185 niños de entre 5 y 14 años. El objetivo era evaluar las habilidades de la «teoría de la mente» del niño, es decir, su capacidad para comprender que las creencias, intenciones y deseos de otra persona son diferentes a los suyos.

Niños, adolescentes y sus grandes habilidades para perdonar

En cada escenario, los entrevistadores preguntaron a los niños si estaban dispuestos a perdonar a un grupo que los dejó fuera de un juego o actividad, y hubo tres hallazgos principales:

– Es más probable que los niños perdonen a alguien si se ha disculpado
– Es más fácil que los niños perdonen a las personas que están «en el grupo»
– Cuanto más avanzadas son las habilidades de la teoría de la mente de un niño, más probabilidades hay de que perdone a los demás.

>> Te pueden interesar: Masters de Rehabilitación Neuropsicológica para Niños y Adolescentes.

El perdón es importante en niños y adultos para restaurar relaciones y limitar conflictos futuros

Según reconoce Kelly Lynn Mulvey, autora principal del estudio y profesora asociada de psicología en la Universidad Estatal de Carolina del Norte, «los niños son capaces de restablecer las relaciones con los demás y, por lo general, están interesados ​​en hacerlo».

En su opinión, el perdón es importante en niños y adultos para restaurar relaciones y limitar conflictos futuros. Hasta ahora no se sabía mucho sobre qué hace que los niños sean más propensos a perdonar a los demás, en particular, desde la primera infancia y hasta la adolescencia.