Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Luz verde a las reválidas de la ESO y Bachillerato para el próximo curso

El Gobierno ha aprobado el decreto que regula las evaluaciones finales de ESO y Bachillerato que comenzarán a aplicarse el curso 2016/2017.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Luz verde a las reválidas de la ESO y Bachillerato para el próximo curso
A partir del próximo curso comenzarán a celebrarse las evaluaciones finales de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato que recoge la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Para obtener el título de esa etapa será obligatoria superarlas, así como para estudiar en la Universidad en el caso de la prueba de Bachillerato, tal y como recoge el Real Decreto por el que se regulan estas evaluaciones finales, aprobado por el último Consejo de Ministros.

>>Busca tu GRADO UNIVERSITARIO PARA 2016/2017

Las conocidas como reválidas de ESO y Bachillerato comenzarán a celebrarse en 2017, pero no será hasta 2018 cuando los alumnos tengan que aprobarlas para conseguir su título.

>>Me gustaría estudiar en MADRID

El Gobierno ha mantenido casi totalmente el último borrador del decreto que dio a conocer el pasado mes de mayo, pero las pruebas difieren en algunas cuestiones a las que en su día se planteó el anterior ministro de Educación José Ignacio Wert. Finalmente, las preguntas no serán de tipo test y la reválida de Bachillerato, que será muy parecida a la de la Selectividad, no será igual para los alumnos de todas las regiones. Asimismo, no se publicarán los resultados con el fin de no establecer rankings de los diferentes centros.

>>Ver posibilidades de formación en BARCELONA

Las Comunidades Autónomas organizarán las evaluaciones y fijarán tanto los tribunales como las fechas y las preguntas de los exámenes, aunque el Ministerio de Educación marcará las características de las pruebas y su contenido. Los alumnos se someterán a las pruebas durante cuatro días, aunque las Comunidades Autónomas con una lengua cooficial podrán tener un día más para realizar los exámenes.

Las preguntas, con un máximo de 15, serán abiertas y semiabiertas. Así, en cuarto de ESO los alumnos se examinarán de cuatro asignaturas troncales, dos opcionales y una específica que elegirá el estudiante, y que no podrá ser Educación Física, Religión o Valores. La nota será un 70% de la media de las calificaciones de la etapa y un 30% la calificación de la evaluación final.

Por su parte, en Bachillerato se examinarán de cinco asignaturas troncales, dos opcionales y una materia específica que elegirá el alumno y que no podrá ser Religión ni Educación Física. En este caso, la nota se constituirá con un 60% de la media de las calificaciones de Bachillerato y un 40% de la calificación de la evaluación final.

Más información:

Ministerio de Educación