Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Los genes podrían marcar la edad de iniciación sexual y el número de hijos

La secuencia genética de una persona podría ser determinante en la precocidad sexual o la edad del primer embarazo, según un estudio.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Los genes podrían marcar la edad de iniciación sexual y el número de hijos
Los genes podrían ser responsables de aspectos como la edad en la que una persona entra en la pubertad, el momento de iniciación sexual y el número de hijos, según un reciente trabajo de investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), que ha sido publicado en 'Nature Genetics'.

>>Quiero estudiar GENÉTICA

>>Me gustaría hacer un máster en SEXOLOGÍA CLÍNICA

Hasta el momento, el inicio de las relaciones sexuales estaba tradicionalmente conectado a aspectos como la presión de grupo, el contexto familiar o la situación socioeconómica de una persona. En este estudio, sin embargo, se ha tenido en cuenta, por primera vez, otros factores como los genes y la biología.

>>Escuela de padres, en Madrid

Para realizar el estudio los científicos estudiaron la secuencia genética en más de 380.000 personas de entre 40 y 69 años de edad y encontraron 38 variaciones asociadas a determinados comportamientos relacionados con la sexualidad y la reproducción.

Una de las variantes genéticas, que controla la actividad cerebral, se ha asociado a una personalidad más proclive a la precocidad sexual y a tener un mayor número de hijos, por ejemplo. Además, los científicos también han encontrado que la pubertad está determinada por variaciones en la secuencia del ADN. Así, los genes serían responsables de una sincronización entre la edad de maduración sexual y la de la primera relación sexual.

>>Quiero ser monitor de educación sexual
>>Grado de educación infantil


La muestra recoge que los 18 años es la media de edad en la que tanto los hombres como las mujeres comienzan sus relaciones sexuales, mientras que la edad media a la que las mujeres tienen su primer hijo se sitúa en 25 años. Tras comparar resultados los científicos han encontrado que la edad de iniciación al sexo y la del primer embarazo tienen un componente genético moderado, y ambas están correlacionadas de manera independiente desde el comienzo de la pubertad.

Los investigadores también han descubierto que una pubertad temprana está íntimamente conectada con una mayor probabilidad de padecer diabetes, cáncer o problemas de corazón en edades avanzadas. Asimismo, la edad de comienzo de la pubertad puede acelerar la precocidad sexual y empeorar el rendimiento escolar. De esta manera, el equipo de científicos confía en que los resultados del estudio puedan traducirse en intervenciones sociales relacionadas con la salud y la promoción de comportamientos saludables.

Más información:

Universidad de Cambridge

>>Permanece al día de todo en nuestra sección de actualidad<<