Dos profesoras comunicándose con lengua de signos. | Foto de freepik

Foto: Dos profesoras comunicándose con lengua de signos. | Foto de freepik

Lengua de signos para la docencia: una formación imprescindible para la integración en el aula

Desde Novafortel, que imparte el Curso de LSE o Lengua de Signos para la docencia, identifican qué necesidades hay en el aula y herramientas clave para la integración de personas sordas.

La integración de personas sordas en el aula es clave para su desarrollo académico y personal. De ahí que sea imprescindible contar con un equipo docente bien preparado para este fin.

Desde la escuela Novafortel son conscientes de esta realidad. Por ello, imparten el Curso de Lengua de Signos para la docencia A1 destinado principalmente a docentes, profesores y profesionales de la formación. Pero también a estudiantes de las áreas de Psicología, Pedagogía o Trabajo Social y, en general, a cualquier persona interesada en aprender lengua de signos (LSE). De hecho, imparten cursos presenciales y online.

“En la actualidad, la oferta de cursos de lengua de signos española suele ser bastante genérica”, afirma Inmaculada Marín, directora de Novafortel. Destaca que en su curso hay un enfoque específico de docentes que no sólo aprenden la Lengua de Signos, sino también “conocimientos sólidos en criterios metodológicos y cómo aplicarlos en el aula”. ¿Cómo? A través de actividades y juegos “que hacen que el aprendizaje sea interactivo y efectivo”, constata.

De hecho, el curso lo imparte una persona sorda experta en LSE con más de 25 años de experiencia impartiendo clase de esta materia.

Técnicas pedagógicas para integrar a las personas sordas en el aula

“Las técnicas pedagógicas para integrar a personas sordas en el aula se centran en facilitar la comunicación, el aprendizaje y la participación de estos alumnos en el entorno educativo”, explica Marín. En concreto, es importante aplicar técnicas en el aula con los siguientes objetivos:

– Contar con el apoyo de un intérprete de lengua de signos que facilite la comunicación.
– Utilizar un enfoque bilingüe-bicultural que valore tanto la lengua de signos como la lengua oral.
– Apoyar el desarrollo del lenguaje hablado mediante recursos visuales o lectura labial.
– Adaptar el espacio físico del aula para mejorar la visibilidad, la iluminación y la acústica.
– Utilizar ayudas técnicas como audífonos, implantes cocleares o sistemas de frecuencia modulada.
– Fomentar la participación en grupo.
– Enseñar a los demás alumnos cómo comunicarse con una persona con discapacidad auditiva.
– Realizar dinámicas sociales que fortalezcan las relaciones dentro del grupo.

¿Y qué papel juegan las nuevas tecnologías en esa integración?

Para Marín, directora de Novafortel, “las nuevas tecnologías juegan un papel muy importante a la hora de enseñar a personas con sordera, ya que les facilitan el acceso a la información, la comunicación y el aprendizaje en diferentes contextos”.

Entre las principales ventajas destaca que permiten la transcripción simultánea de la voz a texto y del texto a voz en tiempo real, de gran utilidad para que las personas sordas puedan seguir clases, charlas, conferencias o conversaciones.

La nueva app Tleo permite una transcripción síncrona y simultánea en la clases en tiempo real.

Inmaculada pone de relieve una nueva tecnología “que cumple con estas características”: Tleo.app, diseñada por el Grupo de Investigación idei de la Universidad de Málaga y la empresa Novafortel. Tleo es una aplicación que se puede instalar en cualquier dispositivo móvil, tablet u ordenador y que permite una transcripción síncrona y simultánea en las clases en tiempo real. Además, tiene otras funciones como crear o asistir a clases o eventos online, transcripción a diversos idiomas o guardar conversaciones para su posterior estudio o consulta.

Ventajas de ser un Curso acreditado

Los cursos de Novafortel en colaboración con la Asociación Anfye- Andalucía están homologados y acreditados por la Consejería de Educación de la Junta.

Los Cursos de Lengua de Signos para la Docencia acreditados por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía tienen una duración de 90 horas y ofrecen algunas ventajas, como indica Inmaculada:

– El curso es válido y baremable para oposiciones, concursos de traslados o sexenios a nivel nacional.
Requisito para optar a los puestos específicos como apoyo a una persona sorda.
– El título que se obtiene al finalizar el curso tiene validez académica y profesional en todo el territorio nacional.

>> Ver todos los detalles del Curso de Lengua de Signos para la docencia A1.

docencia energías renovables lengua de signos Novafortel personas sordas profesores