Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Las cinco cualidades clave de un profesor 2.0

El conocimiento de los sistemas operativos y la capacidad de comunicación son competencias claves del nuevo docente.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Las cinco cualidades clave de un profesor 2.0
Con la introducción de las nuevas tecnologías en el aula y el uso creciente de Internet y de dispositivos móviles como tabletas, así como de las pizarras digitales, los profesores requieren de una serie de conocimientos adicionales, que trascienden más allá de los tradicionalmente conocidos como académicos, al tener que saber de TIC y su aplicación en docencia.

Pero eso no es suficiente, sino que el docente tiene que convertirse en un auténtico profesor 2.0 con capacidad para utilizar los recursos digitales e integrarlos en las actividades didácticas de forma eficaz, lo que conlleva una serie de cambios importantes en la metodología docente.
Noticia relacionada>> La tecnología pide paso en el aula: pautas para aprovecharla

Un cambio ante el que los docentes españoles están haciendo “un gran esfuerzo de adaptación a esta nueva etapa protagonizada por la tecnología digital”, según explica Stephen England, responsable de la marca Legamaster en España, quien añade que “la actitud frente a las TIC es cada vez más positiva por parte de los docentes, independientemente de si son hombres o mujeres”, aunque en un principio se observaba más reticencia en su uso en las profesoras. Una actitud más positiva frente a las TIC que se ve reflejada en el aumento de la utilización de soluciones tecnológicas en los centros educativos.

Sin embargo, “todavía queda camino por recorrer, pero se nota un profundo cambio de mentalidad y de predisposición”, explica England. Y, entre las asignaturas pendientes para dar el salto al profesor 2.0, se encuentra dar más formación práctica para los docentes que sea útil para su actividad diaria y asignatura.

>>Ver curso de PEDAGOGÍA

Pero, ¿cuáles son esas competencias clave que debe tener todo profesor 2.0? La primera de ellas se centra en adquirir conocimientos técnicos sobre sistemas operativos como Windows o Linux, entre otros, así como de las principales herramientas de seguridad, protección al menor y control parental para trabajar de forma segura con menores de edad en entornos web.

En segundo lugar, se debe tener capacidad de adaptación a los nuevos materiales digitales y a los cambios metodológicos para pasar de la clase magistral a la flipped classroom, es decir, a un conocimiento adquirido de una manera más práctica y basado en el trabajo colaborativo.

>>Curso de Aplicación Didáctica de las TIC en el aula

En tercer lugar, el profesor tiene que convertirse en un entrenador personal, puesto que ya no es suficiente con las lecciones impresas de un libro, sino que tiene que adoptar un papel motivador para conseguir buenos resultados con los alumnos y lograr aumentar su atención y concentración, por ejemplo, a través de la gamificación, impresoras 3D o PDI, entre otros.

>>Ver Máster TIC e Innovación Educativa: pizarra digital, dispositivos móviles, gamificación...

La cuarta clave está en aprender a usar los recursos web como herramientas educativas con el fin de utilizar la información online con fines educativos. Para ello, es preciso que el profesor tenga criterio y capacidad para seleccionar las herramientas web más adecuadas en cada momento y para potenciar el interés por las diferentes materias.

Y, finalmente, aunque no menos importante, está el dominio de las herramientas de comunicación digital para fomentar la participación colaborativa y que todos tengan la misma información, además de impulsar la relación entre educadores y alumnos. Un aspecto que lleva unido una posible distribución física diferente del aula para trabajar en grupos, utilizar pantallas táctiles o digitales, entre otros cambios.

También te pueden interesar:
>>Cursos de Formador de Formadores
>>Cursos para ser Profesor