Las abuelas conectan y sienten más empatía con los nietos que con sus hijos constata un estudio de la Universidad de Emory

Las abuelas conectan y sienten más empatía con los nietos que con sus hijos constata un estudio de la Universidad de Emory

Las abuelas conectan más con los nietos que con sus hijos y sienten por ellos una empatía más emocional, según la Universidad de Emory.

Las abuelas conectan y sienten más empatía con los nietos que con sus hijos constata un estudio de la Universidad de Emory. Para nadie es un secreto que los nietos son la debilidad de las abuelas y ahora un estudio lo demuestra. En la Universidad de Emory en Atlanta (Georgia) se ha investigado la actividad cerebral de mujeres al observar imágenes de sus nietos. En vista de los resultados, los científicos han concluido que las abuelas están más conectadas emocionalmente con sus nietos que con sus propios hijos.

Las abuelas conectan y sienten más empatía con los nietos que con sus hijos

En la década de los 60 se hicieron estudios que señalaban que una de las razones por las que mujeres sobreviven décadas después de sus años reproductivos es por su capacidad de contribuir al cuidado de sus nietos. Unas conclusiones que se han visto apoyadas por investigaciones que apuntan a que el bienestar y el rendimiento educativo de los niños se ve reforzado por la presencia de los abuelos.

En el reciente estudio establecido para ver la conexión de las abuelas con los nietos participaron 50 mujeres con al menos un nieto biológico de entre 3 y 12 años. Se utilizaron imágenes de resonancia magnética para escanear sus cerebros mientras miraban fotos del niño, de sus padres, y de un niño y un adulto sin parentesco con ellas.

>> Ver Masters de Inteligencia Emocional.

Conexión emocional

Lo más característico de los resultados es la empatía que generan en las abuelas sus nietos. Si el niño está sonriendo, ellas sonríen. Y si está llorando, sienten su dolor o angustia. Para comparar resultados se hizo un ejercicio similar con los padres, a los que presentaron fotografías de un hijo. Los resultados demostraron que la conexión entre abuela y nieto es más fuerte aún que la de los padres con su hijo, si bien en algunos de los progenitores tuvo la misma intensidad.

Por el contrario, cuando las abuelas miran imágenes de su hijo adulto tienden a activarse áreas cerebrales ligeramente diferentes: las relacionadas con la empatía cognitiva. Esto indica que las mujeres que ven a sus hijos adultos, en vez de experimentar una conexión emocional, como ocurre con sus nietos, son capaces de comprender a nivel cognitivo lo que sienten y por qué.

Estos resultados podrían explicar la sensación que experimentan algunos hijos adultos cuando hacen alusión a que sus progenitores parecen más emocionados de ver a los nietos que a ellos mismos. En este sentido, los científicos apuntan a que es también probable que los niños pequeños hayan podido desarrollar habilidades para manipular no solo el cerebro materno, sino también el cerebro de sus abuelas. Cuando se es adulto no existe el mismo nivel de ternura, por lo que no es posible desarrollar esa respuesta emocional.

>> Ver Cursos de Educación Infantil especialista en Inteligencia Emocional