Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

La respuesta de los padres ante el fracaso influye sobre cómo sus hijos perciben su propia inteligen

Un estudio de la Universidad de Stanford destaca la importancia de enseñar el lado positivo del fracaso para que los niños puedan aprender y desarrollar su inteligencia.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de La respuesta de los padres ante el fracaso influye sobre cómo sus hijos perciben su propia inteligen
¿Cómo reaccionas cuando tu hijo fracasa? Según una investigación estadounidense, publicada en la revista Psychological Science, la actitud positiva o negativa de los padres hacia el fracaso puede influir en la manera en la que sus hijos perciben su propia inteligencia como algo que pueden desarrollar o que es inalterable, respectivamente.

>>Ver cursos de Inteligencia Emocional

Este estudio, realizado por la científica Kyla Haimovitz de la Universidad de Stanford y la investigadora Carol Dweck,  ambas especializadas en el campo de la psicología, parte de la hipótesis de que los padres no pueden transmitir a sus hijos la creencia de si la inteligencia de éstos es inamovible o se puede desarrollar. Sin embargo, creen que los niños sí pueden percibir la forma en la que sus padres sienten el fracaso.
La actitud positiva o negativa de los padres hacia el fracaso puede influir a la hora de percibir los hijos su inteligencia

La perspectiva sobre si el fracaso es algo positivo o negativo se puede transmitir de padres a hijos a través de las respuestas que den los progenitores ante los contratiempos que éstos sufran. De hecho, esas reacciones parentales son las que permiten que se transfiera a los hijos la creencia sobre si la inteligencia se puede desarrollar o no.
Cuando los padres ven el fracaso como un hecho negativo y dañino es más probable que sus hijos crean que su inteligencia no se puede desarrollar

A medida que los padres adopten una postura más negativa hacia el fracaso, serán más propensos a reaccionar ante un fracaso hipotético de sus hijos con preocupación sobre la falta de habilidad de los mismos, sentimiento que es advertido por los niños. Además, este tipo de padres tienden a apoyar menos a sus hijos en su aprendizaje y mejora, aunque sus reacciones ante un suspenso no tengan relación sobre las creencias sobre la inteligencia.

>>Ver curso de Trastornos del comportamiento en niños y adolescentes
>>Ver curso de Niños optimistas: cómo enseñar autoestima y optimismo

Ver el lado bueno del fracaso


Otros padres ven el fracaso de sus hijos como una forma de enseñarles que la inteligencia se puede desarrollar mediante el aprendizaje y la mejora continua. Haimovitz resalta que para transmitir a los hijos la creencia de que la inteligencia se puede desarrollar, los padres deben realizar “prácticas enfocadas al aprendizaje”, como por ejemplo, argumentar a los niños lo que pueden aprender de un fracaso y cómo podrían mejorar de cara al futuro.

Ambas investigadoras señalan que los hallazgos de este estudio pueden resultar beneficiosos a la hora de desarrollar prácticas que se puedan enseñar a los padres sobre el lado positivo del fracaso, mostrándoles cómo responder a los contratiempos de sus hijos a la vez que les motivan en vez de desanimarles.

En esta investigación participaron 73 parejas de padres e hijos a los que se les realizó una serie de preguntas para profundizar en su forma de pensar. Tanto los niños como sus padres eligieron respuestas similares sobre su concepción de la inteligencia.

Los padres mostraron su acuerdo con seis afirmaciones relacionadas con el fracaso como “experimentar el fracaso facilita el aprendizaje y el crecimiento”, y también coincidieron en cuatro cuestiones relativas a la inteligencia, como “puedes aprender cosas nuevas pero no puedes cambiar realmente tu inteligencia.”

También te pueden interesar:
>>Curso de Desarrollo emocional de la inteligencia emocional en niños y adolescentes

 

Más información:

Artículo de la revista Psychological Science. “Seeing the benefits of failure shapes kids beliefs about intelligence”