La Navidad en el mundo: una ocasión para aprender idiomas

La Navidad en el mundo: una ocasión para aprender idiomas y adentrarse en otras culturas

La Navidad es una buena ocasión para adentrarse en otras culturas y aprender idiomas.

El 24 de diciembre arranca la celebración oficial de la Navidad en España, aunque el espíritu navideño lleva presente en las calles desde el encendido de las luces y la decoración navideña de los principales establecimientos comerciales y tiendas. Unas fechas que se celebran de manera diferente en los distintos países del mundo y que, probablemente, en más de uno se harán algunas modificaciones o cambios con motivo de la Covid-19.

Precisamente, la pandemia evitará que se pueda viajar a destinos internacionales –salvo por causa justificada-, y celebrar la Navidad y Fin de Año en otros países y con otras tradiciones. Pero esto no impide vivirlas y conocerlas desde España. De hecho, es una buena ocasión para ampliar o mejorar el aprendizaje de idiomas con vocabulario específico de Navidad en función de los típicos actos de cada país y que es posible aprender a través de Cambridge Institute.

>>Recomendado: Curso de Personal English online. Más info a través del formulario:

Las formas de celebración son tantas como países hay en el mundo. En esta ocasión, nos vamos a centrar en diez por sus particularidades. Y dentro de estos destinos están los Países Nórdicos con Suecia, donde las niñas tienen un especial protagonismo el día 13 de diciembre, fecha en la que se celebra la Noche de Santa Lucía. En ella, las familias eligen a una de ellas para vestirla con una túnica blanca y una corona de candelas para asistir a la procesión festiva en la que se cantan villancicos populares. 

Cerca queda Noruega, donde la Navidad se llama Jul. Aquí los preparativos comienzan a principios de diciembre con la limpieza de las casas y la compra de regalos. Por supuesto, no faltan tradiciones como el horneado goro, krumkaker y berlinekrans, entre otras galletas típicas de estas fiestas navideñas, como indican desde Cambridge Institute. 

Y, ¿qué sucede en Finlandia? Es el país referente en Navidad por sus paisajes nevados. Aquí en Nochebuena tienen la tradición de intercambiar regalos. Las fiestas giran en torno a una rica gastronomía en la que el cochinillo asado suele ser el plato estrella, que se acompaña de pescados, guisos y ensaladas. No falta en estos días el desayuno tradicional formado por arroz con leche y galletas de jengibre.

Ya en Alemania, están los típicos mercadillos –hay más de 150 en todo el país-, que ofrecen alimentos y regalos, aparte de organizarse actos para toda la familia. En ellos, hay que probar el Glühewein o vino caliente, así como sus salchichas y asados rellenos. Aquí la llegada de San Nicolás es el día 6 de diciembre -quien ha sido malo recibe ramas secas del krampus- mientras que Papa Noel o Der Weihnachtsmann llega el día 24 de diciembre.

Más distinta es la Navidad en Rusia por su calendario gregoriano. La fecha señalada es el 7 de enero, siendo el día 6 de ese mes cuando se celebra Nochebuena y se toma una comida formada por 12 platos. Aquí no llega Papa Noel, sino Ded Moroz o Abuelo del Hielo, que visita a los niños el día de Año Nuevo. Y, como señalan desde Cambridge Institute, en lugar de villancicos, hay canciones eslavas de felicitación navideña o koliadki.

Y muy curioso es Japón, donde el día 24 de diciembre es el día de los enamorados. La fecha se celebra en pareja compartiendo un Christmas Cake (pastel de nata y fresas). Aquí, el 30 de diciembre se celebra el Misota o último día del mes, siendo otra de las fechas señaladas. Es típico el ritual ōsōji, que significa gran limpieza y que se realiza para deshacerse de la mala suerte del pasado año y recibir la buena para el siguiente.

Más cerca nos queda Italia, país en el que también hay algunas particularidades a pesar de la proximidad geográfica y cultural con España. Entre las fechas señaladas está la Nochebuena, celebrándose la Vigilia di Natale con un cenone, que comienza con los antipasti, seguidos por la pasta, el pescado, los vegetales fritos, la fruta, el turrón y el panettone. Y, para empezar el año, se come zampone e lenticchie, que consiste en una carne de cerdo molida y sazonada acompañada de lentejas. Un plato que simboliza la abundancia, el dinero y la buena suerte. Otra típica tradición italiana es abrir a media noche todas las puertas y ventanas de la casa para ahuyentar a los malos espíritus. Por supuesto, no falta el brindes con spumante.

Y, ¿qué sucede en Australia? Aquí llama la atención que se celebra la Navidad comiendo en la playa y viendo la llegada de Papá Noel en un trineo que es conducido por seis canguros blancos. Es tradición recibir la visita de Swag Man, un hombre ataviado con camiseta y sombrero, que es como un Papá Noel alternativo.

México es un país con una cultura muy rica y lleno de tradiciones que no faltan en estas fechas. Los mexicanos celebran durante los nueve días anteriores a Navidad la llamada Las Posadas, que es un acto religioso que acaba con una piñata. En estos días, es típico comer tamales, romeritos, churros, champurrado y rompope.

También Filipinas, donde la celebración de la Navidad dura casi cinco meses. La decoración de los lugares públicos se inicia ya en septiembre y las fiestas no acaban hasta el primer domingo de enero. Dentro de sus tradiciones, Cambridge Institute destaca las reuniones familiares para crear linternas de papel con diferentes formas y la gran cena de Nochebuena. 

Noticia relacionada: Cursos por Navidad: el mejor regalo, la formación