Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

La memoria, ¿se puede mejorar?

Estudios de la neurociencia cognitiva señalan que dibujar y asociar emociones a los estímulos ayuda a recordar mejor, así como dormir contribuye a consolidar los recuerdos.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de La memoria, ¿se puede mejorar?
Pasamos toda nuestra vida aprendiendo cosas nuevas pero no siempre somos capaces de recordar los conocimientos adquiridos. ¿Sabemos realmente qué es la memoria, cómo funciona y qué podemos hacer para mejorarla? La neurociencia cognitiva es la rama de la ciencia que se encarga de realizar estudios sobre la memoria, ámbito en el que se han producido hallazgos en las últimas décadas. >>Ver curso de Introducción a las Neurociencias

Qué es y cómo trabaja la memoria


Una definición de memoria podría ser “la capacidad para almacenar, retener y posteriormente recordar información”, como define Science Daily. Pero, ¿qué pasa dentro de nuestro cerebro para recordar? Los expertos conciben el cerebro como un órgano de gran plasticidad y también como un músculo que debe usarse o se podría perder, o dicho de otra manera, llegaría a atrofiarse al no ser suficientemente estimulado, como ocurre con el resto de músculos del cuerpo.

Las neuronas, que son las células nerviosas del cerebro, se comunican unas con otras a través de sinapsis gracias a los neurotransmisores, sustancias químicas que llevan las señales de una neurona a otra. Lo que determina cómo se forma un recuerdo es la fortaleza de las conexiones entre esas neuronas, así, la capacidad de evocar recuerdos depende de mantener fuertes a largo plazo esas sinapsis. >>Ver curso online de Memoria en las personas mayores

Qué ayuda a mejorar la memoria


Un estudio realizado por Michigan State University revela que es posible aprender mientras dormimos, aunque no todos tenemos la misma capacidad para hacerlo.

Kimberly Fenn, profesor adjunto de psicología e investigador principal de este proyecto, señaló que “existen pruebas fehacientes de que durante el sueño nuestro cerebro procesa información de forma inconsciente y esta capacidad podría contribuir a memorizar en estado de vigilia." De esta forma, Fenn llega a decir que "simplemente mejorando tu sueño se podría mejorar potencialmente el rendimiento en clase.”
Incluso las emociones tienen impacto en la forma en la que recordamos las cosas

Según un estudio realizado por IDIBELL-Bellvitge Biomedical Research Institute y la Universidad de Barcelona, asociar a un estímulo emociones positivas durante el proceso de adquisición y consolidación de recuerdos contribuye a reforzar la memorización de futuros estímulos del mismo tipo. Así, los sucesos con carga emocional se recuerdan mejor que los neutrales.

Además, esta investigación señala que los efectos de los estímulos positivos emocionalmente sobre la memoria no se observaban hasta 24 horas después, después de dormir. De hecho, mientras dormimos se maximiza la consolidación del proceso de memorización, ya que los nuevos recuerdos se estabilizan basándose en la integración de información vieja y nueva. >>Curso a distancia de Patologías del Sueño

Asimismo, un estudio publicado en Journal of Experimental Psychology sugiere que dibujar ayuda a mejorar la memoria, porque fomenta más la integración de los aspectos motores, visuales y semánticos de los recuerdos. Ya en 1973 existían investigaciones que señalaban que recordamos mejor cuando pensamos en un objeto o actividad y lo dibujamos.

Además, este año un equipo de neurobiólogos de la Universidad de California y de la Universidad de Queensland ha descubierto que se puede reforzar la memoria realizando modificaciones químicas, que consisten en añadir grupos metilos al ácido ribonucleico, el cual participa en la síntesis de las proteínas y realiza la función de mensajero de la información genética.

Conoce todos los detalles del Curso Universitario de Estimulación Cognitiva: Talleres de Memoria que se imparte online:

Universitario en estimulación cognitiva: talleres de memoria (Universidad Rey Juan Carlos)