Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

La memoria de los niños, más allá de lo que imaginamos

Un grupo de investigadores daneses pone en cuestión que los menores de cuatro años no sean capaces de recordar sus experiencias del pasado.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de La memoria de los niños, más allá de lo que imaginamos
¿Qué padre no se ha sorprendido alguna vez cuando de repente su hijo le ha relatado algo que creía que no recordaría? Esa memoria espontánea de los niños pequeños es el objeto de estudio de un grupo de tres investigadores daneses de la Universidad de Aarhus, quienes han desarrollado un nuevo método experimental con el que consiguen que niños de tan sólo tres años y medio cuenten de forma espontánea algo que les ha ocurrido en el pasado.

>>Quiero estudiar la MEMORIA. Ver taller de estimulación cognitiva
Un estudio cuestiona que los niños menores de 4 años no tienen memoria episódica

Método para evocar el recuerdo espontáneo

En esta investigación participan el profesor Peter Krøjgaard, el profesor adjunto Osman S. Kingo y DortheBerntsen, profesor y director del departamento de psicología y ciencias del comportamiento de Aarhus BBS, la escuela de negocios y ciencias sociales de la Universidad de Aarhus.

A la hora de realizar este estudio, los investigadores eran conscientes de la dificultad de analizar en un laboratorio el recuerdo espontáneo, ya que es incontrolable y aparece de forma inesperada.

Durante el experimento, niños de tres años y medio viven una experiencia nueva para ellos: descubrir una máquina capaz de encoger cosas. Semanas más tarde, los niños regresan a la sala donde disfrutaron de esa experiencia, pero en esta ocasión acompañados por sus padres. Cuando el director de la investigación abandona la estancia, sin haberles preguntado nada, algunos de los niños empiezan a contar a sus padres de forma espontánea lo que les pasó la primera vez que estuvieron allí.

>>Ver curso de TRATAMIENTO EMOCIONAL

Con este estudio, los investigadores daneses han demostrado que los recuerdos espontáneos podrían ser evocados experimentalmente siempre que haya una coincidencia casi total entre las pistas presentes entre la primera y la segunda visita al laboratorio, es decir, mientras sea la misma sala, los mismos objetos y mobiliario así como la misma persona dirigiendo el experimento. Por el momento, no saben cuál de esas pistas es decisiva para el recuerdo espontáneo, pero gracias a este tipo de experimentos “se podrá analizar sistemáticamente cuál de esos factores marca la diferencia”, señaló Peter Krøjgaard.

>>Ver cursos de PSICOLOGÍA INFANTIL

Comparación con el método de la teoría clásica

Hasta ahora, en la mayoría de los estudios sobre la memoria infantil se preguntaba a los niños directamente lo que ellos recordaban sobre una experiencia concreta de su pasado, lo que suponía que debían buscar y traer a su memoria esos recuerdos.

Para realizar ese proceso de “recuperación de recuerdos”, los más pequeños necesitan usar el lóbulo frontal del cerebro, el cual no desarrollan hasta una edad más avanzada. Por ello, los investigadores daneses señalan que el esfuerzo que hacen los menores de cuatro años para recordar algo que les haya pasado se puede deber a  la dificultad para “encontrar” esos recuerdos, lo que no quiere decir que no tengan esos recuerdos, que es la conclusión a la que llegaron los investigadores de la teoría clásica.

El investigador  Peter Krøjgaard explica que su teoría “consiste en que los recuerdos espontáneos son cognitivamente menos exigentes, ya que vienen a nuestra memoria a través de asociaciones y requieren un menor uso de los lóbulos frontales del cerebro. Por consiguiente, existen razones para creer que los niños pequeños tienen recuerdos espontáneos”.

Además, estos investigadores daneses también están trabajando sobre cómo analizar los recuerdos espontáneos de niños menores de 3 años y medio, lo cual supone el desarrollo de métodos en los que no se precise que los niños usen el lenguaje.

>>Ver curso de INTERVENCIÓN PSICOEDUCATIVA Y LOGOPEDIA ESCOLAR

Finalmente, Peter Krøjgaard remarcó que “aún es demasiado pronto para concluir algo sobre la memoria de los niños, pero nosotros hemos encontrado una nueva ventana a través de la que mirar”.

Más información

Artículo sobre el estudio de memoria de los niños menores de cuatro años realizado por investigadores de la Universidad de Aarhus