La falta de ejercicio de los adolescentes deteriora su calidad de vida: pautas para jóvenes más activos

Foto: La falta de ejercicio de los adolescentes deteriora su calidad de vida: pautas para jóvenes más activos

La falta de ejercicio de los adolescentes deteriora su calidad de vida: pautas para jóvenes más activos

España ocupa uno de los puestos más altos de Europa en obesidad infantil y juvenil. Pautas para favorecer la actividad física en niños y adolescentes.

Hacer ejercicio físico es una de las actividades más saludables que se pueden realizar a cualquier edad, especialmente en la etapa de desarrollo infantil y adolescente.

Sin embargo, las cifras revelan que más del 70% de los jóvenes españoles es sedentario, es decir, que no realiza ninguna actividad física de forma regular. Esto provoca cada vez más problemas de salud a estas edades, como la diabetes o la obesidad infantil.

Esta situación preocupa, y mucho, a profesionales relacionados con la salud de los jóvenes, como los pediatras o los profesionales del deporte.

Obesidad infantil y juvenil, un problema que se puede evitar

Los pediatras alertan de que los jóvenes españoles se declaran cada vez más sedentarios, pues dedican la mayor parte de su día a actividades que no requieren esfuerzo físico alguno como ver la televisión o jugar a los videojuegos.

Según el informe The heavy burden of obesity de la OCDE 2019, España ocupa el puesto 18 de entre 52 países en sobrepeso y obesidad infantil, y si sólo se consideran los países de la UE, España ocupa la 7ª posición dentro de este ranking.

Los expertos en salud infantil, para poner fin al sedentarismo de los jóvenes, resaltan la necesidad de la colaboración de todos los agentes implicados. En primer lugar, de las familias, para que reduzcan las horas que sus hijos pasan delante del ordenador, de la televisión o con los videojuegos. En segundo lugar, de los centros educativos, quienes deberían impartir al menos tres horas semanales de Educación Física, tan y como aconsejan los expertos y el Parlamento Europeo.

Los datos mejoran en 2020, aunque preocupa el sedentarismo en el tiempo libre

La Encuesta Europea de Salud en España de 2020 revela que un 16,5% de hombres a partir de 18 años y un 15,5% de mujeres padecen obesidad, una cifra que, aunque ha descendido en los últimos años, todavía sigue siendo preocupante para los expertos.

Esta misma encuesta revela que la prevalencia del sedentarismo en el tiempo libre es del 14% entre los menores de 5 y los 14 años, y que va aumentando progresivamente con la edad.

Sobre el ejercicio físico que practican los jóvenes españoles, esta misma encuesta indica que sólo un 8,4% de hombres y un 7,% de las mujeres de 15 y más años realizaba ejercicio físico diario durante el tiempo de ocio. Sin embargo, un 46,5% de hombres y un 54,8% de mujeres no dedicaban ningún día al ejercicio físico durante su tiempo de ocio.

Por su parte, la Encuesta de Hábitos Deportivos en España 2020 elaborada por el CIS, revela que 6 de cada 10 españoles de 15 años en adelante practicó deporte en el último años, un 59,6% lo hizo de forma periódica u ocasiones, una cifra que supone un incremento de 6 puntos respecto a la encuesta elaborada en el año 2015.

Además, esta encuesta proporciona indicadores relativos a la edad de inicio de la práctica deportiva, y pone de manifiesto que el 65% de los jóvenes españoles se inició en la práctica de algún deporte antes de los 15 años, y el 19% entre los 15 y los 24 años.

Y sobre el motivo que les lleva a empezar a practicar deporte, el 21% de los encuestados manifiesta que lo hace por estar en forma, otro 20% de los encuestados reconoce que hace deporte por motivos de salud, y un 19,5% lo hace por diversión o entretenimiento.

Claves para conseguir que los jóvenes hagan más ejercicio

Los jóvenes de entre 13 y 18 años son el principal foco de atención de los expertos en salud, ya que esta es actualmente la franja de edad donde se produce un mayor nivel de sedentarismo, siendo nuestro país uno de los que registra un mayor descenso en la práctica de actividad física.

Por ello, incentivar la práctica de deporte de forma habitual en la adolescencia es una herramienta efectiva para evitar que estos problemas se arrastren y empeoren en la etapa adulta.

Según los expertos, esta tendencia negativa se podría corregir si los niños y jóvenes a partir de 15 años comenzaran a practicar 60 minutos de actividad física cada día, tanto actividad física moderada como caminar o nadar, como actividad física más intensa, como puede ser correr, montar en bicicleta o jugar al pádel.

Los niños de 6 a 9 años realizan ejercicio suficiente con tan sólo jugar en el parque a la comba, a la pelota, a correr o nadar. Mientras que lo ideal para los niños de 9 a 16 años es que practiquen varios deportes, como nadar, correr, montar en bicicleta, fútbol, así como que se animen a practicar deportes de equipo.

Sin embargo, los expertos coinciden al señalar que es importante dejar la elección del deporte en manos del niño, pues es él el que deberá realizar el esfuerzo físico y es mejor que lo haga de manera voluntaria y divirtiéndose al hacerlo.

En este sentido, los padres pueden orientar, teniendo en cuenta las preferencias y aptitudes de sus hijos y, en caso de que no existiera una vocación clara, lo mejor es probar diferentes deportes hasta encontrar el que más les guste.