Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

10 claves que te ayudarán a concentrarte en tu habitación de estudio

Desde la decoración de la estancia, hasta el nivel de luminosidad, o la calidad del silencio, son sólo algunos de los elementos que te ayudarán a conseguir una mayor productividad en tus horas es estudio.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de 10 claves que te ayudarán a concentrarte en tu habitación de estudio
¿Alguna vez te has preguntado si unos malos resultados académicos pueden estar directamente relacionados con el lugar en el que dedicas tus horas de estudio? Pues a partir de ahora, deberías hacerlo, ya que se ha demostrado que la organización de la habitación de estudio es una de las claves fundamentales para conseguir un óptimo rendimiento.

Te dejamos aquí 10 consejos y claves para que aprendas a organizar tu mesa de estudio, así como la estancia en la que sueles preparar tus exámenes. ¡Toma buena nota y triunfarás!

  1. La mesa


Si quieres que tus horas de estudio cundan tanto como debieran, no dejes de contar con un buen escritorio en el que poder desplegar cómodamente todos tus libros y apuntes. Además, esta mesa debe ser lo suficientemente espaciosa como para tengas a mano todo lo que te hace falta, sin necesidad de estar parando constantemente a coger lo que necesitas.


Curso de Entorno Personal de Aprendizaje y Técnicas de Estudio Online

Bolsa de Empleo y Prácticas.




  1. La silla


Cuando te dispongas a elegir una silla en la que pasarás largas horas sentado preparando tus exámenes, no elijas una demasiado cómoda. Y es que, aunque la espalda debe estar bien reposada, se recomienda huir de sillas muy acolchadas o confortables, ya que éstas podrían aumentar nuestra sensación de sueño. Basta con elegir una silla en la que podamos adoptar una postura recta, y que sea saludable para la espalda.

  1. Orden en los cajones


Está científicamente demostrado que para mantener la mente correctamente ordenada, es preciso que el espacio que nos rodea esté también bien organizado. Por ello, tu mesa de estudio ha de ser un grito a la organización y al orden, y debes contar con el material necesario que vas a utilizar en cada momento: libros, lápices, subrayadores, cuadernos, hojas de papel...Todo ello deberá estar correctamente ordenado en los diferentes cajones y departamentos de tu mesa de estudio.

  1. Organiza los archivos de tu ordenador


Si la mesa ha de estar correctamente ordenada, ¿por qué no hacer lo mismo con los archivos y documentos del ordenador?

  1. Temperatura


El factor temperatura influye a la hora de estudiar mucho más de lo que pensamos. Se considera que una estancia agradable y propicia para la concentración, debe estar siempre entre 18 y 22 grados centígrados, ni más ni menos.

  1. Iluminación


La luz solar nos da energías para afrontar mucho mejor el día y también las horas que dedicamos al estudio. Por ello, intenta que tu habitación de estudio sea un lugar lo suficientemente iluminado por el sol. Pero si esto no es posible, intenta contar con la luz de una lámpara que ilumine la estancia, y con un flexo que te proporcione luz sobre la mesa.

  1. ¡Silencio por favor!


El silencio es una de las claves fundamentales para conseguir la concentración, por ello, sería conveniente que a tu habitación de estudio no llegaran el resto de los sonidos de la casa, y que apagues también todos los dispositivos que puedan distraerte y perturbar tus horas de concentración en el estudio.

  1. Huye de la decoración aburrida


La estancia en la que una persona estudia, no tiene por qué ser un lugar austero y aburrido. Se recomienda que la habitación de estudio cuente con un toque decorativo personal, pero alejado de objetos que puedan distraernos.

  1. Siempre el mismo lugar


También es recomendable que el lugar en el que estudiamos sea siempre el mismo, ya que esto ayuda a nuestro cuerpo y a nuestra mente a asociar este lugar a la actividad de estudiar.

  1. Aprovecha el espacio


Por último, intenta que aunque tu habitación de estudio sea muy pequeña, aprovechar al máximo el espacio del que dispones. Para ello, puedes incorporar una gran estantería que abarque toda la pared, y poner en ella todos los libros y material que más utilices. No te olvides de pegar tu silla de estudio a la ventana, para aprovechar así todas las horas de luz solar.

Rellena el formulario si deseas recibir más información sobre un Cuso de Decoración Online


Iniciación a la decoración


Te puede interesar:

Levantar pesas ayuda a sacar mejores notas