Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

El vínculo de las mascotas con los niños, más fuerte incluso que entre hermanos

Un estudio refleja que establecen mejores relaciones que con sus hermanos y que redundan en un mayor bienestar emocional.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de El vínculo de las mascotas con los niños, más fuerte incluso que entre hermanos
Siempre se tiende a pensar que la amistad entre los hermanos es lo mejor para los niños. Sin embargo, a los lazos de sangre le ha surgido un importante competidor: las mascotas. Y es que, según una investigación de la Universidad de Cambridge, los animales son los mejores amigos de los niños, más que los hermanos, al obtener una mayor satisfacción en las relaciones con las mascotas.

>>Ver Máster en Animales de Compañía. Modalidad a distancia

La investigación arroja más luz en la creciente evidencia de que los animales domésticos tienen una importante influencia en el desarrollo del niño, lo que a su vez podría redundar en un impacto positivo tanto en sus habilidades sociales como en el bienestar emocional. Es más, las mascotas pueden ayudar a ese bienestar psicológico en etapas posteriores de la vida, aunque todavía hay pocos estudios sobre sus efectos en el desarrollo del niño a largo plazo.
A los lazos de sangre entre hermanos les ha surgido un importante competidor: las mascotas

>>Ver curso de Psicología Canina y Felina. Matrícula abierta

El estudio se realizó a través de encuestas a niños de 12 años de edad de 77 familias en las que había uno o más animales de cualquier tipo y más de un niño en el hogar. A través de esas encuestas, los menores tuvieron que explicar sus relaciones con sus mascotas y con sus hermanos atendiendo, por ejemplo, a los niveles de conflicto y de satisfacción.

El objetivo era saber qué nivel de fortaleza tiene ese vínculo que establece el niño con los animales en comparación con el de los familiares, de cara a conocer cómo influye esa relación con la mascota en el desarrollo del menor.

Unos datos que constataron que los niños tienen un nivel más bajo de conflictos y una mayor satisfacción en sus relaciones con las mascotas, sobre todo con los perros, en comparación con otros animales domésticos.

>>Ver curso de Educación y Adiestramiento Canino

Según explican los investigadores, este resultado se explica porque, aunque las mascotas no pueden comprender completamente al niño ni responderle verbalmente, el nivel de revelación de los animales domésticos no es menor que el de los hermanos. Además, el hecho de que una mascota no pueda entender o hablar es una ventaja porque no son críticos.

>>Quiero formarme como Adiestrador Canino. Ver curso

El estudio también ha puesto de manifiesto que tanto los niños como las niñas reflejaban el mismo nivel de satisfacción con las mascotas, aunque sí se observaban algunas diferencias. Ellas apuntaban un mayor nivel de revelación, más compañerismo y más conflictos con los animales que los niños. Una situación que se produce por la forma de interactuar de las niñas con los animales, que es más matizada.

>>Apúntate: Curso de Psicologia Infantil Online

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

Los perros, héroes terapeutas de cuatro patas