Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

El sistema educativo español apenas ha mejorado el rendimiento de los alumnos que más lo necesitan

Según el último informe de la OCDE, el 29% de los alumnos de colegios públicos tuvieron bajo rendimiento en matemáticas por el 15% de los centros concertados.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de El sistema educativo español apenas ha mejorado el rendimiento de los alumnos que más lo necesitan
"Los estudiantes en España tienen una menor probabilidad de tener bajo rendimiento cuando asisten a colegios concertados y socioeconómicamente favorecidos". Esta es una de las conclusiones que presenta la OCDE en su último informe presentado este miércoles y que se titula 'Estudiantes de bajo rendimiento: Por qué se quedan atrás y cómo ayudarles a tener éxito'.  En el mismo se explican los motivos y se dan posibles soluciones a esta realidad.

>>Ver estudios de FORMACIÓN PROFESIONAL

>>Ver curso de TÉCNICAS DE ESTUDIO

Según el organismo, que agrupa a 34 países, la mayoría de los Estados analizados, incluyendo España, han hecho pocos progresos en esta última década para ayudar a los estudiantes que más lo necesitan a mejorar su rendimiento en lectura, matemáticas y ciencias. Esto significa que muchos jóvenes dejan la escuela sin haber adquirido las habilidades básicas necesarias para desenvolverse en la sociedad actual y en el entorno laboral.
La falta de una distribución equitativa de los recursos, entre los motivos

Teniendo en cuenta el total de la OCDE, alrededor de 4,5 millones de adolescentes de 15 años, lo que equivale a uno de cada cuatro, no logran alcanzar el nivel básico de lectura, matemáticas y ciencia. Entre los motivos está la falta de una distribución equitativa de los recursos educativos en todas las escuelas, y por ello recuerdan que en países con muchas diferencias culturales y económicas como Brasil, Alemania, Turquía o Túnez se han mejorado las estadísticas gracias a las políticas correctas y a la voluntad de ponerlas en práctica.

>>Ver curso para preparar pruebas de ACCESO  a la UNIVERSIDAD

Los malos resultados en matemáticas aumentan en España después de una década

En el caso de España, al igual que en la media de la OCDE, los estudiantes de bajo rendimiento acaban faltando más a clase, dedican menos tiempo a hacer los deberes y son menos perseverantes que los que sacan mejores puntuaciones. Así en 2012, los alumnos con peores resultados en matemáticas dedicaron una media de 4,7 horas a la semana a hacer deberes (la media de la OCDE es de 3,5 horas/semana), mientras que los que han demostrado un rendimiento por encima del nivel básico de aptitud dedicaron 7 horas a la semana  (la media de la OCDE está en 5,3 horas/semana).

>>Ver curso de la Escuela de Padres. Psicología y Orientación

La OCDE define estudiantes de bajo rendimiento a aquellos que puntúan por debajo del Nivel 2 en las pruebas PISA de matemáticas, lectura y ciencias. Este nivel es el básico de conocimiento para participar en la sociedad actual. Los que están en el nivel 1 pueden responder preguntas con instrucciones claras y relaciones sencillas que requieran utilizar una sola fuente de información, pero no pueden enfrentarse a la resolución de problemas que requieren razonamientos más complejos.

En informes anteriores ya se demostró que el 24% de estudiantes españoles tuvo un bajo rendimiento en matemáticas, un 18% en lectura, un 16% en ciencias y un 10% en la media de las tres materias. Mientras que la estadística negativa ha aumentado un punto en matemáticas de 2003 a 2012, en ciencias y lectura sí mejoran los resultados, en cuatro puntos y tres respectivamente.

>>Ver CLASES DE REFUERZO DE MATEMÁTICAS en Madrid

Para explicar ese bajo rendimiento desde la OCDE recuerdan que no sólo es el resultado de un factor de riesgo, sino más bien de la combinación y acumulación de varias barreras y desventajas que afectan a los estudiantes a lo largo de sus vidas. Así la probabilidad de no conseguir los resultados académicos esperados en matemáticas es mayor para jóvenes desfavorecidos social y económicamente, chicas, estudiantes de origen inmigrante, los que hablan una lengua distinta en casa a la utilizada en el aula, los que viven en hogares monoparentales, los que asisten a escuelas en zonas rurales, los que no han recibido educación preescolar (o han ido un año o menos), los que han repetido curso y los que están matriculados en formación técnico profesional.

Chicas y estudiantes sin educación preescolar, entre los más propensos al bajo rendimiento en matemáticas

En el caso de España las probabilidades aumentan para las chicas, los estudiantes socioeconómicamente desfavorecidos, los de origen inmigrante y para los que no han recibido educación preescolar. Los que han repetido curso y los que están matriculados en Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) también estarían más condicionados.
El papel del profesor, clave para combatir el bajo rendimiento

Desde la OCDE se pone el foco en el tipo de colegio. Mientras que el 29% de los estudiantes españoles que asisten a centros públicos tuvieron bajo rendimiento en matemáticas; la cifra disminuye hasta el 15% entre los que van a la enseñanza concertada, y al 10% en los que van a colegios privados. En el análisis general también se habla del papel del profesor, ya que si los docentes se implican los resultados son mejores. Si por el contrario tienen bajas expectativas para sus alumnos y presentan altas cifras de absentismo sus alumnos son más propensos al bajo rendimiento.

Para dar la vuelta a esta situación se recomienda en primer lugar a los gobiernos que hagan del bajo rendimiento una prioridad y que destinen más recursos. Aunque cada país tiene sus particularidades, entre las pautas a seguir están: crear un entorno de aprendizaje exigente y que ofrezca apoyo a los estudiantes, animar a padres y profesores a que se involucren en la vida escolar, ofrecer refuerzo individualizado a los colegios y familias más desfavorecidas, y reducir las desigualdades en el acceso a la educación preescolar.

Más información:

Estudiantes de bajo rendimiento: Por qué se quedan atrás y cómo ayudarles a tener éxito', OCDE

Principales datos y estadísticas en España