Ilustración digital médica del cerebro humano.

Foto: Ilustración digital médica del cerebro humano.

El aprendizaje permanente puede retrasar el envejecimiento del cerebro, según la Universidad de Zurich

Una buena educación y un aprendizaje permanente pueden reducir los procesos degenerativos, según apunta un estudio de la Universidad de Zúrich.

Por todos es sabido que recibir una buena educación puede ser el salvoconducto para tener una carrera exitosa. Pero según investigadores de la Universidad de Zúrich, el aprendizaje permanente puede retrasar el envejecimiento del cerebro.

Para llegar a estas conclusiones, el programa “Dinámica del envejecimiento saludable”, dirigido por Lutz Jäncke, profesor de Neuropsicología de la universidad suiza, ha estudiado durante más de siete años a 200 personas de edad avanzada. Los participantes del estudio no estaban afectados por demencia, tenían una inteligencia media o superior, y llevaban una vida social muy activa.

Para completar el estudio, se examinaron de forma neuroanatómica y neuropsicológicamente utilizando resonancia magnética y otros métodos de análisis estadísticos. Los resultados demuestran que el aprendizaje permanente puede retrasar el envejecimiento del cerebro.

>> Ver Masters en Neuropsicología.

Signos de degeneración cerebral

En las imágenes de la resonancia magnética pueden aparecer hallazgos como “agujeros negros” o ciertas manchas blancas que pueden tener que ver con infartos cerebrales pequeños e inadvertidos. Puede ser por flujo sanguíneo reducido o pérdidas nerviosas o neuronales. Lo que podría limitar el rendimiento cognitivo de una persona, sobre todo si la degeneración afecta a regiones claves del cerebro.

El estudio realizado reveló que, en el transcurso de siete años, las personas mayores con antecedentes académicos tenían menos signos típicos de degeneración cerebral. Además, los investigadores señalaron que estas personas procesan la información de forma más rápida y precisa, al tiempo que la disminución en el rendimiento del proceso mental es menor.

Otras investigaciones

Estos resultados se suman a otras investigaciones que en su día descubrieron que la educación tiene un efecto positivo sobre el envejecimiento cerebral. Además, estudios anteriores también advierten que la velocidad de procesamiento mental depende de la integridad de las redes neuronales del cerebro. De tal manera que, si estas redes se ven afectadas, la velocidad de procesamiento mental es menor.

Sin embargo, hasta el momento no se había encontrado un vínculo entre la educación y la reducción de la degeneración natural del cerebro. Los científicos consideran que “sospechamos que un alto nivel educativo conduce a un aumento de las redes neuronales y cognitivas a lo largo de la vida de las personas. Se podría decir, en cierto modo, que estas personas acumulan reservas. En la vejez, sus cerebros serán más capaces de compensar cualquier deterioro que pueda ocurrir”.

Además, los investigadores sugieren que es posible que los cerebros de las personas activas hasta la vejez sean menos susceptibles a los procesos de degeneración, si bien estos resultados tendrán que demostrarse con otro estudio a largo plazo que ya se está llevando a cabo.