Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Deberes escolares sí o no: el debate está servido

Profesores y padres están divididos en cuanto a la conveniencia de los deberes. Los padres protestan en forma de huelga y los docentes exigen respeto.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Deberes escolares sí o no: el debate está servido
La Asociación de Padres y Madres CEAPA ha iniciado una huelga de “lápices caídos” los fines de semana de noviembre con la que protestan por la cantidad de deberes que tienen sus hijos, lo que, en su opinión, les impide disfrutar de tiempo libre.

>>Quiero ser Profesor de Primaria

La protesta está enmarcada en la campaña “En la escuela falta una asignatura: mi tiempo libre”, que tiene como objetivo una reforma del sistema educativo español y que los deberes desaparezcan totalmente. En este sentido, los padres consideran la existencia de los deberes como algo “injusto, ineficaz y contraproducente”.

>>Ver curso de Técnicas de Estudio

Según los padres, “ya es frecuente encontrarnos incluso con niños de entre 3 y 5 años que llevan deberes para casa. Desde ese momento, el tiempo dedicado a estos se va a incrementando y cuando llegan a la Educación Secundaria, si no antes, su tiempo libre se ha esfumado”. Para los padres, “la educación es mucho más que el currículo escolar. No es suficiente con enseñarles conocimientos y ayudarles a superar exámenes. Debemos educarles, transmitirles valores y todo ello no es posible si no podemos pasar tiempo con ellos”.

Otro punto de vista padres de alumnos es el que presenta la Confederación Católica de Padres de Alumnos (CONCAPA) para quien “los deberes escolares resultan imprescindibles para fijar y asentar las materias explicadas en clase”, si bien añaden que “los deberes deben poder realizarse personalmente, sin la ayuda de terceros”.

La visión de los profesores


Aunque desde CEAPA se insiste en que no se pretende criticar a los docentes, lo cierto es que los profesores critican la huelga y señalan desde el Sindicato Independiente ANPE que “no se puede saltar la autoridad de los profesores”, al tiempo que exigen respeto a la labor docente y a la libertad de cátedra, reclamando más colaboración familia-escuela.

En este sentido, los profesores afirman que “estamos dispuestos a participar en el debate sobre la necesidad de introducir racionalidad en los deberes”, pero también resaltan “los beneficios que tienen dichas tareas, como afianzar lo aprendido en el aula, inculcar el hábito de estudio y fomentar el esfuerzo personal, siempre que se respete la adecuación y la proporcionalidad de dichos deberes a la edad y al nivel educativo”.

Por otra parte, los docentes reclaman una verdadera política de conciliación de la vida familiar y laboral, al tiempo que piden confianza en su labor y que no se cuestione continuamente su profesionalidad. En su opinión, “este tipo de campañas distorsionan el problema y lo alejan del ámbito propio donde debe resolverse el problema: el centro educativo”.



Pide más información sobre el Curso de Apoyo Escolar en Madrid: