Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

De “padres helicóptero”, hijos con baja autoestima

Solucionar los problemas a tus hijos y tomar decisiones por ellos, un comportamiento de los denominados “padres helicóptero”, puede hacerles perder su estima y empujarles al consumo de alcohol, según un estudio.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de De “padres helicóptero”, hijos con baja autoestima

Los llamados “padres helicóptero” son progenitores que participan activamente en la vida de sus hijos, interviniendo directamente en la resolución de sus problemas y tomando decisiones por ellos. Son padres excesivamente sobreprotectores que, sin embargo, están haciendo un flaco favor a sus hijos, tal y como revela un reciente estudio de la Universidad Brigham Young, que cuestiona este tipo de educación.


Larry Nelson, autor de esta investigación, cuyos resultados han sido publicados en Science Daily, señala que los investigadores pensaban que quizá encontrarían algo positivo en este tipo de educación bajo unas determinadas condiciones, “pero lo cierto es que, simplemente, no hemos encontrado ninguna ventaja”, señala.


Los hijos de “padres helicóptero” están menos comprometidos con sus tareas escolares y tienen una autoestima más baja.


Y si al hecho de tener unos padres excesivamente pendientes se suma falta de diálogo y poco tiempo en familia, el resultado es devastador para los hijos, que se convierten en jóvenes con más predisposición a ciertas conductas de riesgo, como el consumo de alcohol, según se señala en el estudio. Por el contrario, si los padres establecen esa cercanía con sus hijos, se reducen los efectos negativos en los mismos, aunque no se eliminan totalmente.


En general, los expertos consideran que el hecho de que los padres hagan por el niño lo que éste podría hacer por sí solo tiene efectos nocivos. “Independientemente de la forma de control, éste siempre es perjudicial”, señalan los expertos, que también advierten que los padres no deben pasarse al polo opuesto y desaparecer por completo de la vida de sus hijos. “Los jóvenes necesitan una mayor autonomía, pero también el apoyo de sus padres. El hecho de no controlar la vida de los hijos no implica dejar de darles calor y apoyo”, afirma Nelson.


Más información:


Extra love and support doesn't make up for being a helicopter parent. Science Daily