Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Cómo hablar con un adolescente para no crear el efecto rechazo

La adolescencia es una montaña rusa de emociones. Hablar con un tono optimista y cercano es el primer paso para obtener una respuesta positiva del adolescente como así lo confirma un nuevo estudio de Cardiff University.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Cómo hablar con un adolescente para no crear el efecto rechazo
La adolescencia es una etapa de grandes cambios, tanto físicos como emocionales. Se produce a lo largo de unos 4 años, tiempo en el que se pueden dar todo tipo de situaciones y problemáticas a las que hay que saber responder.

Pero, ¿cómo hablar a un adolescente? Algunos piensan que un buen grito a tiempo puede frenar comportamientos inadecuados, otros creen que la mejor solución es una educación basada en el diálogo cercano en esta etapa a caballo entre la edad infantil y la adulta.

El tono de voz, crucial en su reacción


Para conocer las particularidades de los jóvenes, un equipo de investigadores de Cardiff University (Gales, Reino Unido) ha analizado cómo responde un millar de adolescentes de 14 y 15 años al tono de voz cuando reciben instrucciones de sus madres.

"Si los padres quieren sacar el mayor provecho de las conversaciones con sus hijos adolescentes, es importante recordar usar tonos de voz de apoyo", afirma la autora principal del estudio, la doctora Netta Weinstein, quien recuerda que "para los padres es fácil olvidarlo, especialmente si se sienten estresados, cansados o presionados".

El estudio muestra que los jóvenes adolescentes ofrecen una respuesta positiva cuando se les habla con un tono cercano y coloquial, frente a los padres que utilizan un tono autoritario y de control.

>>Te puede interesar: Curso de Trastornos Alimenticios en la Adolescencia 

Mensajes en positivo


El uso de un tono coloquial y mensajes en positivo se puede aplicar en el ámbito escolar para que los profesores utilicen un lenguaje más motivador, lo que repercutiría directamente en el aprendizaje y bienestar de los estudiantes.

Una de las recomendaciones que hacen los expertos para ganarse a la clase sin perder autoridad es que a la hora de comunicarse con los alumnos se deben evitar frases como "no hagas esto" y apostar por otras como "quiero que hagas esto otro".

>>Te recomendamos: Máster en Psicología y Violencia Infantil y Juvenil. Más info en este formulario:

Máster en Psicología y Violencia Infantil y Juvenil

Empatía y comprensión


Muchos adolescentes se sienten incomprendidos. El choque de realidad entre la niñez y las ganas de llegar a la vida adulta hace que algunos jóvenes se muestren frustrados con esta situación, es decir, quieren tener comportamientos de adultos cuando aún no han dejado del todo de ser niños.

Por eso, es importante escuchar, y no sólo eso, sino también hacerles sentir que se les escucha y comprende su realidad. El tránsito a la vida adulta se les puede hacer más llevadero si se trabaja la empatía, esto significa ponerse en el lugar del otro: tanto el adulto (padre, profesor) ha de intentar sentir lo que sienten, como el adolescente comprender las inquietudes del adulto.

La comunicación es clave en todo el proceso para un pleno entendimiento, por lo que utilizar un tono cercano, evitar frases amenazantes ("te lo dije" o "vas a hacer esto") y emplear en su lugar más afirmaciones que muestren comprensión ("te entiendo, lo que quieres decir con esto es...") es el camino para que la conversación con un joven adolescente sea lo más fructífera posible.

>>Te puede interesar: Máster en Psicología clínica infantojuvenil