Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Claves para sacarle todo el partido posible a la procrastinación

A menudo este concepto se suele relacionar con perder el tiempo o ser menos productivo. Sin embargo, si se lleva a cabo correctamente, puede convertirse en un buen método para centrarnos mejor en nuestros objetivos.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Claves para sacarle todo el partido posible a la procrastinación
Cuantas veces habremos escuchado cuando éramos estudiantes el dicho popular: 'No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy', ¿verdad? Sin embargo, esta afirmación podría no ser del todo cierta ya que la procrastinación o, lo que es lo mismo, dilatar las tareas en el tiempo, puede ser consecuencia de una mayor productividad.

>>Ver: Gestión Del Tiempo y Control Del Estrés para Empresas


Y es que, según los expertos, existe la llamada 'procrastinación productiva' o 'procrastinación activa' que es, básicamente, aquella que contempla algunas estrategias concretas. Por ejemplo, retrasar algún trabajo pendiente para realizar otras valiosas tareas, o retrasar una tarea para poder predeterminar u organizar otras tareas más útiles.

Por ello, todo estudiante debería aceptar que la procrastinación puede ser positiva a la hora de obtener unos buenos y exitosos resultados. Pues, según indican los expertos, la dilación o procrastinación de ciertas cosas puede ayudarnos a centrarnos mejor en nuestros objetivos, a ganar claridad sobre lo que es realmente importante, así como a aumentar nuestra creatividad.

En este sentido, por ejemplo, el estudiante que va a enfrentarse a un examen difícil y sólo dispone de unas cuantas horas antes de hacerlo, podría aplicar la procrastinación productiva y disfrutar de un tiempo de descanso, ya que durante ese espacio de relax, son muchos los beneficios que podría obtener de cara a su examen.

>>Te recomendamos: Curso de Gestión Del Estrés y Del Tiempo en Madrid


Claves para lograr la procrastinación productiva

Existen una serie de claves que pueden ayudarnos a conseguir que la procrastinación o el postergar tareas, se convierta en una herramienta fundamental para alcanzar nuestros objetivos:

  1. Tiempo para organizar


Antes de embarcarnos en un determinado proyecto, deberíamos darnos tiempo suficiente para retroceder, organizar bien nuestros pensamientos y obtener claridad sobre qué partes del proyecto o tarea son realmente importantes.

Y es que, cuestiones que parecen tan banales como por ejemplo, despejar el escritorio antes de ponerse a estudiar, puede ser una clave fundamental para que el rato de estudio cunda más y sea más productivo.

  1. Dejar pasar el tiempo


Una de las razones por las que se suele defender la procrastinación es, precisamente, porque en muchas ocasiones cuando nos vemos con poco tiempo para hacer una determinada tarea, es cuando mejor la hacemos o completamos.

Por ello, la presión adicional que añade tener el tiempo limitado puede ayudarnos a enfocarnos y a priorizar mejor sobre lo que debemos hacer.

  1. Asegúrate de que eres la mejor persona para ese trabajo


La procrastinación o dilación de las tareas puede ser útil para hacer una pausa y poder analizar de forma crítica un proyecto. De hecho, cuando nos tomamos tiempo para mirar bien el proyecto, trabajo o tarea que debemos realizar, podemos darnos cuenta de si somos o no la persona más indicada para llevar a cabo esa tareas.

 

Rellena el formulario para solicitar información sobre el Curso de Gestión Eficaz del tiempo online


Gestión eficaz del tiempo


Contenido relacionado

Diez consejos para no caer en la procrastinación