Ilustración de cerebro.

Foto: Ilustración de cerebro.

Científicos japoneses encuentran aspectos neurológicos comunes entre la música y el lenguaje

Investigadores de Japón observan un vínculo entre el procesamiento musical y las áreas del cerebro asociadas con el procesamiento del lenguaje.

Científicos encuentran aspectos comunes entre música y lenguaje. Los investigadores han estudiado los cerebros de estudiantes de secundaria durante una tarea relacionada con la música. La investigación arrojó como resultado que los estudiantes que habían aprendido a tocar un instrumento a edades tempranas tenían una actividad cerebral más intensa que otros alumnos. Además, los científicos observaron un vínculo entre el procesamiento musical y las áreas del cerebro asociadas con el procesamiento del lenguaje.

El profesor Kuniyoshi L. Sakai de la Universidad de Tokio es un músico entusiasta. En los últimos 25 años ha estudiado el lenguaje humano a través de la lente de la neurociencia. Pero en esta ocasión quería explorar aspectos neurológicos comunes entre la música y el lenguaje.

“En el campo de la neurociencia está bien establecido que hay áreas del cerebro que se ocupan del lenguaje e incluso algunas especializadas en la gramática o la sintaxis. Nos preguntábamos si el entrenamiento musical con el método Suzuki podría conducir a la actividad en tales áreas cuando se interactúa con la música, como así ha sido”, apunta.

>> Quiero estudiar un Máster de Música. Ver opciones.

Investigación y conclusiones

Los científicos investigaron a 98 estudiantes que se clasificaron en tres grupos. El Grupo S había recibido formación musical desde edades tempranas con el método Suzuki. Mientras que el grupo E había sido formado musicalmente desde una edad temprana pero no en el método Suzuki. Y un tercer grupo había recibido formación a una edad posterior pero no en el método Suzuki o no había recibido formación musical.

A todos los estudiantes se les escaneó el cerebro mediante imágenes de resonancia magnética mientras realizaban una actividad de identificar errores de tono, tempo, acentuación y articulación en una pieza musical. Así, los dos primeros grupos mostraron más actividad que el tercero. El primer grupo, además, mostró algunos patrones de activación principalmente en el hemisferio derecho. Concretamente en áreas asociadas con la emoción y la melodía, apoyando las bases del método Suzuki.

Los científicos aseguran que la conexión entre música y lenguaje podría explicar por qué todas las personas pueden disfrutar de la música aunque no sean músicos. En este sentido, los investigadores mostraron su intención de seguir profundizando al respecto.