Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Bailar juntos ayuda a los niños a crear vínculos sociales

Según un estudio, cuando grupos de niños bailan al mismo ritmo se sienten más unidos, incluso aunque sean de grupos diferentes o su primera impresión no haya sido buena.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Bailar juntos ayuda a los niños a crear vínculos sociales
Bailar juntos es una forma de romper el hielo que funciona con los adultos y también con los niños. Un reciente estudio de la Universidad de Oxford ha demostrado que los niños se sienten más unidos y conectados a otros niños cuando realizan movimientos de baile de la misma forma y al mismo ritmo.

>>Ver cursos de Música y Baile

Los investigadores descubrieron que bailar juntos ayudaba a los niños a crear un vínculo con otros que no conocían anteriormente. Incluso, en los casos en los que la primera impresión entre los niños no había sido buena, el hecho de moverse al mismo ritmo les ayudó a reducir prejuicios previos.

Este estudio demuestra cómo simples movimientos de baile, por ejemplo, balancear los brazos o dar un paso de un lado a otro, “atrae” a los niños emocionalmente, incluso si ellos empezaron el experimento en diferentes grupos.

>>Curso a distancia de Musicoterapia

Los investigadores realizaron un experimento en el que participaron alrededor de 100 niños de entre 7 y 12 años que fueron seleccionados de forma aleatoria y divididos en dos grupos mixtos de tres cada uno.

Los dos grupos de niños fueron entrenados sin que les viera el otro grupo. En primer lugar, cada grupo por separado visualizaba un vídeo de formación, en el que les enseñaban tres movimientos básicos de baile, como dar un paso a un lado y balancear los brazos a la vez al ritmo de la música, que después practicaban por su cuenta.

Tras el periodo de formación, los dos grupos de niños, provistos de cascos con música, realizaron su sencillo baile delante de otro niño durante alrededor de tres minutos. Sin embargo, mientras los miembros de un grupo bailaron música a diferentes ritmos, los del otro movían sus cuerpos al tiempo que escuchaban música con el mismo ritmo.

>>Quiero estudiar Educación Musical. Ver programa

Los niños del experimento fueron evaluados a través de cuestionarios que se realizaron antes y después de ese breve baile juntos. En un primer momento, a cada grupo de niños les gustaba más su propio grupo que el otro. Sin embargo, después del baile, los niños que se habían movido juntos al mismo ritmo se sentían más unidos y conectados al otro grupo, vínculo que no se había generado en el caso de los niños que realizaban diferentes movimientos a diversos ritmos.

Como parte de este experimento, los niños jugaron al Island Game, un juego que sirve para medir los sentimientos de proximidad entre grupos, en el que los niños debían elegir correr hacia una de las tres islas disponibles, las cuales estaban más cerca de su grupo, la del otro grupo o en el medio. En  esta ocasión, también se confirma que los niños que habían bailado juntos con otro grupo de niños eran más propensos a elegir la ínsula que estaba más cerca al otro grupo.

La autora principal de este estudio, Bahar Tuncgenc, estudiante de doctorado del Instituto de Antropología Evolutiva y Cognitiva de la Universidad de Oxford, señaló que “a lo largo de nuestras vidas, descubrimos que hay grupos con los que nos identificamos y otros con los que mantenemos las distancias e incluso algunos nos inspiran algo negativo. Estos sentimientos determinan nuestras actitudes e influyen fuertemente en la forma en la que nos socializamos”.

>>Ver Taller de Relajación, Risoterapia y Expresión Corporal 

Según Tuncgenc, los resultados de esta investigación “podrían proporcionar pistas sobre cómo desarrollamos estrategias para romper barreras entre grupos y ayudarles a socializarse mejor”. Incluso, “estos hallazgos podrían ayudar a desarrollar las intervenciones sociales y educativas para incrementar la cohesión y cooperación entre grupos en los que existen diferencias económicas, étnicas o religiosas.”

La coautora de este estudio, Emma Cohen, profesora adjunta del citado instituto de la Universidad de Oxford, señaló que “existe una creciente evidencia para apoyar la común sabiduría que dice que cuando los individuos se reúnen y mueven juntos, ya se trate de un baile, deporte, ceremonias o juegos, ellos se sienten más cerca unos de otros. Los resultados de este nuevo estudio sugieren que este tipo de actividad grupal donde coordinan movimientos a la vez con otras personas pueden hacerles superar los sentimientos de ellos y nosotros”.

>>Curso de Danzaterapia

Más información:
Movement Synchrony Forges Social Bonds across Group Divides