Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Año sabático: ¿buena idea o pérdida de tiempo?

Los estudiantes que se toman un año sabático antes de empezar sus estudios universitarios son más felices, más optimistas y sacan mejores notas, según afirman los expertos.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Año sabático: ¿buena idea o pérdida de tiempo?
La presión del mercado de trabajo, el miedo a no retomar los estudios, o la sensación de alargar demasiado la etapa de formación son los principales motivos que llevan a muchos padres españoles a no dejar que sus hijos se tomen un año sabático antes de ir a la universidad.

Sin embargo, y lejos de todos estos argumentos, la realidad es que en otros países del mundo está empezando a ser tendencia el hecho de tomarse un año sabático antes de comenzar los estudios universitarios. Y es que, según confirman los expertos, hacer un punto de inflexión en este momento de la vida puede tener muchos y muy variados beneficios sobre el estudiante.

Antes que nada, hay que tener en cuenta que disfrutar de un año sabático no es pasar 365 días sin hacer nada, sino que este tiempo debería de servir al estudiante para hacerse una composición de lugar sobre sus expectativas profesionales y para prepararse también mejor el comienzo de la etapa universitaria.

>>Aprovecha el tiempo: estudia el Grado de Derecho en modalidad online en la UCAM. Más info aquí

Por lo tanto, y si se sabe enfocar bien, tomarse un año sabático antes de empezar la universidad puede traer muchos beneficios a quienes lo disfrutan. Te contamos cuáles son:

Sacarás mejores notas

Según revela 'The American Gap Association', los estudiantes que han disfrutado de un año sabático antes de empezar la universidad consiguen, por lo general, tener mejores expedientes académicos.

Serás más feliz y optimista

Esta misma asociación destaca que, además de sacar mejores notas, los jóvenes que deciden tomarse un año sabático antes de empezar la etapa universitaria son también más felices y saben afrontar su futuro post-universitario con mayor optimismo.

Se te darán mejor los idiomas

Según apuntan varios estudios elaborados por varias universidades de Estados Unidos, los estudiantes que se han tomado un año sabático antes de ir a la universidad se involucran más en su carrera universitaria, y también tienen mejores competencias en el aprendizaje de lenguas extranjeras.

>>Aprende portugués: Matricúlate en la Escuela de Idiomas de la Universidad Isabel I. Consulta becas y descuentos aquí

Serás más responsable con tus estudios

Lo dice Jeffrey Selingo, autor del libro 'There is life after college' (Hay vida después de la universidad) y asegura, además, que los jóvenes que toman esta decisión sienten más ilusión por el título que quieren sacar, que aquellos que no se toman un año sabático antes de ir a la universidad.

Según este experto en la materia, los jóvenes que deciden tomarse un año sabático antes de comenzar la etapa universitaria, consumen menos alcohol y se exponen en menor medida a comportamientos sexuales de riesgo, porque son más responsables y están más comprometidos con sus estudios.

Mejorarás tu empleabilidad de cara al futuro

Profesores de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) aseguran que en países como Estados Unidos o Reino Unido se valora positivamente el hecho de que el estudiante recién graduado se tomara un año sabático antes de ir a la universidad. Algo que, sin lugar a dudas, puede llegar a mejorar la empleabilidad, sobre todo de cara a encontrar un trabajo en alguno de estos países del extranjero.

Comprenderás mejor el mundo

Asimismo, los estudiantes que deciden viajar durante estos doce meses sabáticos antes de ir a la universidad, suelen tener también la oportunidad de conocer mejor el mundo, de sentirse más independientes, incluso, de comprender mejor sus objetivos y sus metas.

>>Márcate un intensivo de Idiomas (consulta precio especial). Más info en este formulario: 

Ingles intensivo

Leer ahora:
Lluvia de becas de matrícula y residencia para el primer paso hacia la universidad