Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Los problemas del habla y su detección a tiempo

La detección temprana es clave en el tratamiento del Trastorno Específico del Lenguaje o TEL.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Los problemas del habla y su detección a tiempo
Alteración en la articulación del habla, expresión limitada, escasa comprensión y fluidez verbal… El Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) es un inicio retrasado del lenguaje y de la capacidad del habla que, según advierten los expertos, no tiene por qué tener una relación con un déficit sensorial, motor o socioafectivo.

»Ver cursos de LOGOPEDIA

»Ver cursos sobre TRASTORNOS DEL LENGUAJE

Así lo corrobora el doctor en Psicología e investigador, Gerardo Aguado, para quien “no tiene nada que ver con la situación social” pues lo sufren niños con una “inteligencia y educación normal” y sin ningún tipo de limitación, tal y como ha expresado en su intervención en el curso de verano ‘Claves para el abordaje de las dificultades de adquisición y desarrollo del lenguaje en la infancia’ de la Universidad del País Vasco.

Por su parte, la psicóloga de Deletrea, Raquel Ayuda, que también ha intervenido en este curso, considera que es frecuente que los niños con TEL presenten problemas de tipo social ya que “tienden a buscar a los adultos como figuras de referencia, de protección” con quienes la comunicación “les resulta más sencilla”.

De hecho, presentó tres tipos de perfiles de niños con TEL. Por un lado, el solitario reticente que es el niño que está en el patio, que no juega con sus compañeros, pero que está observando a qué juegan los demás. Por otro lado el patrón impulsivo es el del niño con trastorno del lenguaje que va donde hay niños pero inicia la interacción de forma brusca. Y en tercer lugar, Ayuda citaba el perfil del niño solitario-pasivo que participa de forma esporádica en las interacciones, no participa en los juegos pero tampoco en observar lo que hacen los demás.

Sobre su vulnerabilidad, la psicóloga considera que tienen un riesgo mayor de sufrir acoso escolar que el niño neurotípico, concretamente un 36% frente al 12%, cifras que considera no del todo negativas pues estos datos evidencian que un 64% de niños con trastorno del lenguaje “están muy bien integrados y que probablemente no están sufriendo ningún indicador de acoso escolar”.

»Cursos de LECTURA
»Cursos de COMPORTAMIENTO 

Abordar el trastorno de forma temprana

Gerardo Aguado ha explicado que “el 42% de los niños que a los dos años no tienen 50 palabras inteligibles para su entorno familiar tienen TEL” y cuyas probabilidades aumentan hasta el 80% de los casos si a los tres años persiste este tipo de retraso.
No aceptar la fórmula de "ya hablará"

Ante estos trastornos, Aguado recomienda avisar al pediatra. No obstante, considera que hoy se puede decir que todos los niños con TEL tienen tratamiento pues “existen logopedas en todos los colegios”. Además, propone incrementar la detección de estos trastornos de forma temprana ofreciendo cuestionarios en las consultas de los pediatras, un sistema “muy barato” que “tan solo exige un cuarto de hora”.

Por su parte, la psicóloga Raquel Ayuda incide en que el éxito o fracaso del tratamiento depende en gran medida del grado de implicación de cada centro a los que tilda de “maravillosos” si observan la problemática desde un punto integral y crean “proyectos de centro” que se implantan en todos los niveles con los que se trabajan las habilidades sociales de cualquier niño con dificultades y con implicaciones con el tutor, con los compañeros y con el claustro.

Propone, como ejemplo, que el profesor busque a un niño que comparta gustos con el niño con TEL antes de que suene el timbre del recreo de tal forma que así “salen juntos y durante unos minutos suelen continuar la conversación fuera del aula”. Asimismo, considera que es importante enseñarles a decir “no te estoy entendiendo” para evitar que fallen en tareas escolares, además de ayudarles a solucionar conflictos cotidianos de la vida.

 

También te pueden interesar:

Ver cursos para DOCENTES

Ver cursos de PSICOLOGÍA INFANTIL