Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

La RAE lanza una campaña para denunciar el abuso de los anglicismos en publicidad

Más de 300 marcas emplean el inglés en sus anuncios, algo que el director de la RAE entiende como complejo de inferioridad del español.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de La RAE lanza una campaña para denunciar el abuso de los anglicismos en publicidad
‘Low cost’, ‘briefing’, 'SEO', 'SEM' y ‘followers’ son palabras en inglés que inundan conversaciones y lecturas. El mundo de la publicidad no es ajeno y por ello se ha analizado la invasión de la lengua de Shakespeare en este sector. Dicen que para muestra un botón y por ello la Academia de la Publicidad y la Real Academia de la Lengua Española (RAE) han querido ilustrar esta realidad con un vídeo en el que se ve a un modelo que dice lo siguiente: "Sunset style with blind effect, suena muy bien pero se ve muy mal".

>>Ver cursos y postgrados en MARKETING Y COMUNICACIÓN

>>Grado en Publicidad y Relaciones Públicas + diploma 

Este miércoles la RAE acogió la jornada de debate ¿Se habla inglés en la publicidad? Por primera vez, y en colaboración con la Universidad Complutense, la Academia de la Publicidad ha intentado cuantificar el fenómeno plasmando los resultados en un estudio sobre la presencia de anglicismos. "La publicidad es uno de esos campos donde existe una mayor intrusión lingüística", denunció Enrique Yarza, encargado de presentar los resultados.
El uso del inglés en la publicidad genera un ruido equivalente a 473.448 impactos sobre el público

Si en 2003 apenas 30 marcas utilizaban la lengua de Shakespeare de manera sistemática, doce años después, en 2015, este número se ha multiplicado por diez hasta llegar a las 332. Teniendo en cuenta su visualización en televisión y en medios gráficos, se invirtieron 520 millones de euros generando un ruido equivalente a 473.448 impactos sobre el público.

>>Curso de TRADUCCIÓN INGLÉS - ESPAÑOL

Vídeo de la campaña



Esto se traduce en que una de cada diez marcas emplea el inglés de forma habitual, casi uno de cada cinco euros se destina a esta publicidad, y casi uno de cada cinco impactos totales en las cabezas de los consumidores es en dicha lengua. Si antes era habitual que apareciera en sectores como la automoción, la moda y la belleza, ahora se ha extendido hasta transportes, finanzas, seguros, y otros como la cultura.

"Se puede hablar de internacionalidad, de que el inglés es un idioma que sintetiza pero os puedo asegurar que algunos de ellos son francamente incomprensibles para la mayoría de nosotros", denunció Yarza, por lo que además de no utilizar el español tampoco se consigue que el mensaje cale en el público objetivo. Otra de las paradojas a las que hizo mención fue a las formas nuevas de definir los cargos de las personas responsables del sector: ceo, co-ceo, todo tipo de chief… "Lo más sorprendente es que los que aprendimos que antes había una persona que antes era el Director de servicios cliente, ahora es el client services director".

>>GRADO OFICIAL EN ESTUDIOS HISPÁNICOS

Al final de su exposición se pudo ver un ejemplo muy gráfico en boca del humorista Berto Romero. Habla del caso de Ramón Cáñamo, un español como muchos otros, emprendedor, que va a una reunión para lograr financiación y su interlocutor le dice, entre otras cosas, lo siguiente: "Te comunico que si entramos como 'partner' contigo vamos a aportar todo nuestro 'know how', vamos a ser tu 'background' y lo vamos a hacer 'low cost', con tu feedback por supuesto. 'Work in progress'".

Y Ramón con cara de póker, aunque con el tiempo ya se enteró de lo que significaban esas palabras, entre ellas que 'partner' era socio. "¿Y qué tiene de malo la palabra socio? ¿Es que no es bonita la palabra socio? Hablamos inglés o hablamos castellano pero no vayamos mezclando que luego nos duele la cabeza", finaliza Berto Romero.
El presidente de la Academia de la Publicidad recordó que mucha gente no entiende el inglés y, sobre todo, que no lo siente

¿Complejo de inferioridad?

"Me da la sensación de que está avanzando entre nosotros una especie de complejo de inferioridad que hace que recurramos al inglés como si las cosas dichas en inglés tuvieran más valor que las dichas en castellano", se lamentó el director de la RAE, Darío Villanueva, durante su intervención, en declaraciones recogidas por Europa Press.

>>Cursos de conversación en inglés

El presidente de la Academia de la Publicidad, Fernando Herrero, recordó que hay mucha gente que no entiende el inglés y, lo que para él es aún más importante: "que no lo siente". Por ello le choca que los publicitarios, que son los que más gastan en conocer hasta el tuétano al consumidor, utilicen la lengua de Shakespeare para comunicarse.

"El corazón, las tripas, el alma, el amor, el odio es en español. Es imposible que le podamos transmitir a un hijo, a la mujer, a los amigos nuestro sentimiento si no es en nuestro idioma", ha defendido, al tiempo que ha invitado a recuperar "el orgullo del español" y a convertir el idioma en "la mayor industria" del país.