Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Hallan una estructura universal en el significado de las palabras

Un estudio refleja que las palabras, con independencia del idioma, tienen una estructura universal.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Hallan una estructura universal en el significado de las palabras
Aunque muchas veces se tiende a pensar que las palabras o una lengua están relacionada con su cultura y con la región en la que se habla, lo cierto es que no es así, al menos, en lo que se refiere a su estructura.

>>Ver CURSO SUPERIOR DE CONOCIMIENTO DE LA LENGUA

Una investigación realizada por la Universidad de Oxford refleja que las palabras, con independencia del idioma al que pertenezcan, tienen una estructura que es universal y que está relacionada con la cognitividad humana, que es realmente lo que subyace bajo los conceptos que transmiten y las relaciones que se establecen entre ellas, y con el conocimiento humano.
En las palabras existen propiedades universales comunes de la cognición humana

Esta es la principal conclusión de este estudio, publicado en la revista PNAS, en el que se han analizado las redes semánticas generadas por un equipo de investigadores con las palabras procedentes de diccionarios de 81 lenguas de todo el mundo según recoge la agencia SINC.

Este estudio ha permite evidenciar que, en realidad, un idioma no es el reflejo de la cultura o zona geográfica en la que se desarrolla, sino que en las palabras existen propiedades universales comunes de la cognición humana, que es la que marca la estructura de los idiomas.

>>Ver curso de LENGUA ESPAÑOLA E INICIACIÓN A LA LITERATURA
>>Ver curso de LINGÜÍSTICA Y METODOLOGÍA

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores hicieron un modelo matemático y diseñaron herramientas estadísticas con el fin de poder cuantificar las similitudes semánticas.

Además, seleccionaron una serie de términos que están asociados a materiales (como ‘piedra’ o ‘arena’), acontecimientos naturales (‘día’ o ‘noche’), objetos celestes (‘Sol’ o ‘Luna’) y características geográficas (‘montaña’ o ‘lago’). Fueron palabras que se eligieron porque se consideraba que podía haber una gran influencia por el entorno en el que se ha desarrollado la lengua.

Partiendo de esta base, los investigadores llevaron a cabo un examen de las palabras polisémicas (con varios significados) en cada lengua, aparte de fijarse en cómo se relacionan entre sí y con el resto de vocablos.

>>Ver curso de FORMACIÓN DE PROFESOR DE LENGUA ESPAÑOLA

Unas conexiones con las que se crearon unos mapas de redes semánticas en las que cada concepto se representó con un nodo, que se podía conectar a otros. De este modo, el equipo fue trabajando en esta red en la que tanto el tamaño del nodo como sus enlaces iban adquiriendo un tamaño proporcional al número de significados y a las vinculaciones que se detectaban.

Esta metodología, que se puede aplicar a cualquier dominio semántico, permitió constatar que hay una serie de términos que tienen significados y relaciones propias de un idioma aunque, al visualizar esas palabras en las redes, se apreciaba que presentan una estructura común que está bajo el significado de las palabras y que no tiene relación con la cultura ni la zona geográfica.

Un claro ejemplo es la palabra ‘Sol’, que está asociada a significados como ‘divinidad’, o ‘tiempo’ en japonés, pero que en otras lenguas como la africana !Xóo está vinculada con ‘sed’ y ‘día’. Pese a ello, este término tiene una estructura común en las lenguas que subyace bajo su significado.

Otros casos similares se han detectado en palabras como ‘cielo’ y ‘tierra’ en las que hay conexiones en los significados o ‘mar’ y ‘sal’ entre las que se observa una gran relación incluso en poblaciones de interior y no costeras.

Más información:

On the universal structure of human lexical semantics. University of Oxford