Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Dime cómo escribes y te diré qué personalidad tienes

Tu forma de ser se transfiere a lo que haces y también a lo que escribes y a cómo lo haces. Introvertido o extrovertido, tus necesidades son diferentes.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Dime cómo escribes y te diré qué personalidad tienes
Tu personalidad está presente en todo lo que haces. No puedes escapar a tu forma de ser, tampoco cuando escribes. La forma en la que entiendes el mundo y te relacionas con él también se traslada a todo el proceso creativo. Por fortuna, es posible controlar algunos de esos impulsos, si sabes cómo identificarlos.

>> TE RECOMENDAMOS: Máster Creatividad Publicitaria en Madrid


La forma más habitual de clasificar las personalidades en el mundo occidental es el Indicador Myers-Briggs, que se basa en perfiles introvertidos y extrovertidos. Después, estos dos perfiles se combinan con cómo percibimos la información, que puede ser por sensación o por intuición, cómo toman decisiones, que puede ser por pensamiento o por sentimiento, y cómo se orientan hacia el mundo exterior, como calificador (juez) o por percepción. De la mezcla de estos surgen 16 combinaciones como “Extroversión, Intuición, Pensamiento, Calificador” o “Introversión, Intuición, Pensamiento, Calificador ”.

 Tu perfil se verá reflejado en tus hábitos al escribir, desde un email hasta un texto como copy y, por supuesto, un artículo, incluido este mismo. De todos estos elementos hay dos claves para el escritor, la introversión y la extraversión. Habitualmente, una persona introvertida tenderá a reducir los estímulos externos y recargar su batería creativa en privado, mientras que los extrovertidos buscarán relajarse en compañía de otras personas y, por supuesto, estímulos adicionales.

>> Curso de Redacción Publicitaria (Copy) en Madrid


A la hora de redactar, las personas introvertidas suelen investir su tiempo en planificar y organizar, y por supuesto, trabajar en solitario. Para los perfiles más extremos, algo como una sesión de brainstorming puede ser todo un tormento.

La creatividad del redactor introvertido se desata en ambientes tranquilos y sin interrupciones. Si escribir forma parte de tu trabajo y te consideras introvertido, es normal que a veces busques salir de la oficina para poder concentrarte. Eso sí, piensa que poner en común un texto o una idea puede ayudarte a mejorar.

>> Máster en Psicología Positiva en Madrid


Por el contrario, el redactor extrovertido, podrá concentrarse en entornos con más ruido y distracciones aparentes. Además, sacará provecho de poner sus ideas en común con el grupo y necesitará ese acicate del ruido para destapar su creatividad.

¿No tienes claro cuál de las dos eres? En Grammarly  proponen un sencillo test para averiguarlo.

Y si te quedan dudas, prueba a escribir a mano, porque la grafología también te dará pistas de quien eres en realidad.

Rellena el formulario para solicitar información sin compromiso del Grado en Psicología Online


Psicología


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:

Los ‘falsos amigos’ con los que se ‘mete la pata’ en inglés