Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Diez trucos fáciles para mejorar el ‘listening’ en inglés

El listening es una de las partes más difíciles del inglés por los diferentes acentos y pronunciaciones, así como por el ritmo de entonación. El confinamiento por el COVID-19 es un buen momento para mejorarlo.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Diez trucos fáciles para mejorar el ‘listening’ en inglés
Horas y horas en casa por el confinamiento por el Estado de Alarma como consecuencia del COVID-19. Un tiempo en el que muchas personas están aprovechando para formarse a través de e-learning y adquirir diferentes conocimientos. Y, ¿por qué no un idioma? De hecho, son días ideales para aprender uno nuevo o bien mejorar para dominar el inglés. Y una de las partes más complicadas de este idioma es el listening

Internet ofrece un sinfín de posibilidades y recursos para aprender la lengua de Shakespeare o mejorar partes como el listening. No hay que olvidarse de que este idioma sigue siendo el más demandado en muchos empleos tanto para acceder a un puesto de trabajo como para promocionar y avanzar en la carrera profesional. Además, en general, en los procesos de selección se suele hacer una prueba de nivel, que incluye el listening. 

Y, por más que se resista, no es una misión imposible. Estos diez trucos fáciles te pueden ayudar a mejorar y conseguir el objetivo de que la “escucha” en inglés deje de ser compleja ni una meta inalcanzable. 

>>Ver Cursos de Idiomas

1. Comprensión


En muchas ocasiones entender el listening palabra por palabra no es fácil. La clave esta en hacer un esfuerzo por entender el sentido general de las frases con las palabras y expresiones que sí se reconozcan para ir avanzando en comprender posteriormente en escuchas posteriores cada palabra. Y es que el contexto muchas veces es de gran ayuda para saber el significado de lo que se está escuchando. 

2. Contenidos subtitulados


Una buena manera de apoyarse para comprender lo que se escucha es leer subtítulos mientras se está escuchando la pronunciación. Es un método muy útil cuando se emplean audiolibros, vídeos en YouTube, películas o series de televisión subtituladas durante el proceso de aprendizaje. No obstante, siempre es importante que los subtítulos estén en inglés al igual que el idioma en el que se habla porque, si están en español, la atención se centra en la traducción y no en la pronunciación y captación de lo que se habla y, en consecuencia, de la escucha. 

3. Documentales


Aparte de los contenidos audiovisuales comentados anteriormente, otra buena manera de mejorar el listening es ver documentales. Esto es mucho más efectivo cuando se está comenzando a aprender el idioma porque la persona que narra el contenido suele hablar más despacio, vocaliza más y la pronunciación es muy clara. En resumen, es un inglés de manual que, además, tiende a incluir expresiones sencillas, que facilitan el aprendizaje y motivan y animan para seguir aprendiendo y avanzando.

>>Te recomendamos: Máster Universitario en la Enseñanza del Español como Lengua Extranjera

4. Canciones


Escuchar canciones en inglés es de gran utilidad, sobre todo, si se es aficionado a la música. En ocasiones, no es fácil entender lo que se dice porque se emplean expresiones muy coloquiales e informales e, incluso, jergas. Si todavía no se está en un nivel avanzado de inglés, la música puede escucharse teniendo la letra escrita en este idioma y siguiendo su lectura conforme va avanzando la canción. Y, para estar más motivado, es importante elegir canciones o artistas favoritos. 

5. Entonación


Dentro del listening, se tiene que trabajar el oído para entender los diferentes acentos porque no habla igual una persona de Londres que un escocés, irlandés, estadounidense o australiano. Esto se consigue escuchando conversaciones o contenidos audiovisuales en los que interaccionan diferentes personas con distintos acentos para saber cómo pronuncian y comprender las conversaciones que se escuchen. 

6. No palabras sueltas


La mejora del listening también se consigue no aprendiendo palabras de vocabulario sueltas. Es más fácil hacerlo a través de frases y expresiones. Esto permite identificar de forma sencilla el significado dentro de la conversación en lugar de estar tratando de entender palabras aisladas. No hay que olvidar que hay refranes y expresiones que no tienen sentido en su traducción más literal. 

7. Pronunciación


En el listening también hay que estar pendiente de lo que se conoce como ‘connected speech’. Un término que alude a la unión de los sonidos en una frase y que hace que las palabras se pronuncien de otra manera. Por ejemplo, es el caso de ‘I got it’, que junto se pronunciaría más o menos como ‘ai gatit’.

8. Speaking


Hablar es otra de las vías para mejorar el listening, sobre todo, si se habla con una persona nativa o que tenga un alto nivel de inglés. Además, hablando te escuchas a ti mismo, acostumbrándote más rápidamente a los sonidos de las palabras al tenerlos en la mente para su pronunciación. 

9. Escuchar


Puede parecer paradójico pero, para perfeccionar el listening, lo mejor es el listening. Es decir, siempre que se pueda, hay que escuchar y escuchar sin parar para acostumbrar el oído. 

10. Sin renuncias


Es clave no desistir ni venirse abajo por difícil que parezca al principio porque el objetivo es alcanzable. Además, con la práctica, enseguida se nota que se mejora y cuesta menos comprender lo que se oye.

>>Te puede interesar: Máster Universitario en lingüística aplicada a la enseñanza de inglés como Lengua Extranjera