Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

¿Cuántas letras tienen las cinco palabras más largas del mundo?

La primera en español tiene 23 letras, nada comparable con la más larga en sueco, que tiene 130. Solo leerlas ya supone todo un reto.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de ¿Cuántas letras tienen las cinco palabras más largas del mundo?
La palabra más larga del mundo es un sustantivo sueco: “Nodöstersjökustartilleriflygspaningssimulatoranläggningsmaterielunderhallsuppföljningssy-stemdiskussionsinläggsförberedelsearbeten”. Significa “artillería de la costa norte del Báltico, construcción de un simulador de vuelo, sistemas de monitorización y mantenimiento y preparación de posters de comunicación”.

>> Ver curso de Fonética y Fonología


La segunda más larga es un topónimo maorí: “taumatawhakatangihangakoauauotamateaturipukakapikimaungahoronukupokaiwhenuaki-tanatahu”, que hace alusión a “la cumbre donde Tamatea, el hombre de grandes rodillas, el escalador de montañas, el que se traga la tierra cuando viaja, toca la flauta nasal a su amada”.

>>Ver Grado en Lingüística Aplicada y Ciencias del Lenguaje


El alemán ofrece la tercera palabra más larga: “donaudampfschifffahrtselektrizitätenhauptbetriebswerkbauunterbeamten-gesellschaft”. Con sus 80 letras designa la “asociación de funcionarios de una naviera que operaba en el Danubio antes de la primera guerra mundial”.

La cuarta palabra más larga procede del turco: “muvaffakiyetsezlestiricilestiriveremeyebileceklerimizdenmissinizcesine”. Su significado es curioso, ya que se traduce como “por lo visto a usted no le podemos hacer fracasar fácilmente”. En total, 70 letras.

La quinta más larga es galesa: “llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogo”, que con sus 58 caracteres hace alusión a una estación cuya traducción es “Iglesia de Santa María, en el hueco del avellano blanco, cerca del hidromasaje rápido y la iglesia de San Tysilio de la cueva roja”.

Por su parte, la palabra más larga del español reconocida por la Real Academia Española es “electroencefalografista” de 23 letras. Le siguen “esternocleidomastoideo”, de 22 letras; “electroencefalografía”, de 21 letras, “electroencefalograma”, de 20 letras; y “otorrinolaringólogo”, de 19 letras.

También existen otras palabras de aún más letras, pero formadas por prefijos o sufijos. Algunas otras, como “alfadenobetaparahidroxifenilpropanoicotirosina”, que es el nombre de una proteína, también tienen muchas letras, pero son técnicas y no oficiales.

Por último, también hay palabras inventadas ampliamente conocidas, como “supercalifragilisticoespialidoso”, procedente de la película Mary Poppins.

Rellena el formulario para solicitar información de un curso de Alemán online.


Alemán B2


Noticias relacionadas

¿Cuáles son los 5 idiomas más difíciles de traducir?

11 curiosidades que ilustran la importancia del portugués