Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Claves para sacar tu certificado de idiomas a la primera

Da igual si dominas o no el idioma, un examen de certificación siempre es duro. Estas claves te ayudarán a superarlo con un diez.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Claves para sacar tu certificado de idiomas a la primera
Una cosa es conocer un idioma y otra dominarlo como para superar una prueba de certificación. Alemán, inglés, francés, chino, ruso... no importa el idioma. Si quieres acreditar tu nivel todos cuentan con exámenes tipo y certificaciones que debes obtener. Y como siempre que hay un examen por medio, aparecen los nervios.

Por fortuna, hay técnicas y estrategias que te ayudarán primero a llegar preparado y después, durante la prueba, a dar lo mejor de ti mismo y sacar el máximo de tus conocimientos.

Lo primero y más importante es conocer a tu enemigo. En otras palabras, tener muy claro cómo es el examen, de qué partes se compone, cuánto puntúa cada una de ellas, los requisitos de cada sección y el tiempo que tendrás para completarla. Todos los certificados contarán seguro con una parte oral y otra escrita, pero pueden también incluir test de gramática y comprensión lectora, por ejemplo.

>>Ver Curso superior first certificate in english (Nivel B2 del marco de referencia europeo) a distancia

Tu primera tarea será entrar en la página y hacerte con un ejemplo del examen para completarlo. A partir de ahí puedes tener bien claro cuál es tu punto de partida. ¿Cuál es tu nivel de inglés? ¿En qué parte del examen flojeas? ¿Dónde necesitas dar un empujón? Identifica los puntos que más trabajo necesitan y hazlos prioritario en tu plan de trabajo.

Este plan es el tercer paso. Debes trazar un plan de estudios que sea realista en objetivo y en tiempos. Tu media de estudio diario debe estar entre los 30 y los 90 minutos. Busca el momento del día que mejor cuadre con tus horarios y que te permita concentrarte mejor en función del área que te toque repasar ese día. Quizás para mejorar la parte oral sea más fácil y puedas hacerlo aunque estés más cansado, mientras que para la gramática necesites la mente despejada.

Establece un horario de estudio, pero no tengas miedo a cambiarlo si ves que no es el idóneo. Del mismo modo, tampoco seas rehacio a hacer pruebas y probar nuevas técnicas. Según diferentes estudios, aprendemos más y mejor cuando nos divertimos, así que trata de hacer de esta experiencia algo emocionante.

Puedes probar a unirte a grupos abiertos de conversación con gente que se junta en bares para mejorar el idioma o chatea online. De hecho, esta es una de las mejores excusas para conocer gente nueva. Plataformas como Verbing, Italki o Real Life English intercambian castellano por inglés y pueden ayudarte a lograrlo. También puedes aprovechar retomar el contacto con gente a la que no sueles ver tanto con la condición de hablar en inglés, alemán o francés.

>>Ver cursos de TOEFL | IELTS | First | Advanced 

Otra alternativa es llevar el idioma al terreno de tus aficiones. Si te gustan las series puedes escucharlas en inglés y si tu hobby es el diseño, puedes buscar referencias en el idioma que estás aprendiendo. Verás como así aprendes más rápido y mejor.

>>Ver otros Cursos de Idiomas

Si prefieres una aproximación más académica, en Youtube puedes encontrar cientos de canales que te ayudarán con los idiomas.

Estos trucos harán que llegues al test en óptimas condiciones. Para terminar de ganar confianza, busca más ejemplos del examen y practica hasta obtener una puntuación con la que te sientas cómodo.

El día del examen lo más importante es mentalizarte, dejar atrás los nervios y recordar todo el camino andado. Así tendrás la confianza necesaria para saber que estás bien preparado.

Una vez te den las hojas, lee bien las instrucciones y el enunciado de que te piden. Tómate tu tiempo para evitar errores.

Durante la prueba nunca olvides el tiempo. Uno de los errores maś comunes es dejar demasiadas preguntas para más adelante o perder la noción de que el tiempo corre. No te obsesiones con cada respuesta, pero tampoco las pases a la ligera. Por fortuna, si has realizado antes el examen en tus pruebas tendrás más clara la prisa o calma con la que puedes afrontarlo.

Es importante que seas organizado, ya que a nadie le gusta ver una redacción llena de tachones, por ejemplo. En esta línea, cíñete al número de palabras que se indican en las pruebas escritas pero sobre todo nunca escribas mucho de menos.

Y llegada la prueba oral, donde es fácil que aparezcan los nervios, aprovecha los primeros segundos para respirar y las primeras frases para hablar con más pausa. De esta forma estarás creando la cadencia correcta para el resto de la prueba, sentando las bases del tono que manejarás.

Haz todo esto y saldrás del examen con la certeza de que el título es tuyo.

Otros cursos que te pueden interesar:
>>Ver Curso gratuito para autónomos alemán a1 (SSCECO001) en Madrid
>>Ver Curso de Ortografía y Gramática para Traductores Online
>>Ver Curso de Inglés comercial online

Te puede interesar leer:
Ocho razones para presentarse a un examen oficial de inglés
Ocho razones para presentarse a un examen oficial de inglés