Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Cae el viejo mito de impartir cada asignatura en un único idioma

Un estudio concluye que dar una asignatura en varios idiomas no dificulta el aprendizaje y sí favorece el bilingüismo.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Cae el viejo mito de impartir cada asignatura en un único idioma
Los centros de enseñanza donde coexiste más de una lengua tienden a impartir cada asignatura en un solo idioma, evitando mezclar ambos. Sin embargo, un estudio realizado por el centro internacional Basque Center on Cognition, Brain and Languaje (BCBL), en colaboración con la Universidad de Bangor (Reino Unido), ha descubierto que combinar idiomas en una misma materia no solo no dificulta el aprendizaje, sino que contribuye a favorecer el bilingüismo.

Quiero ser bilingüe. Ver cursos de Idiomas



El estudio demuestra que los alumnos que tienen que aprender conceptos en dos lenguas los adquieren exactamente igual. Para llegar a esta conclusión se hizo un experimento con 50 alumnos bilingües, con competencias similares en euskera y castellano. El segundo grupo se formó con 50 niños bilingües en edad escolar, que realizaron el mismo experimento que los adultos.

Quiero aprender Inglés / Francés / Alemán / Chino

A ambos grupos se les presentó un test de aprendizaje de conceptos en el que primero se les mostraba objetos desconocidos asociados a definiciones, de manera que, posteriormente, debían unir cada definición con el objeto correspondiente. Los participantes se dividieron en dos grupos. A uno de ellos se le mostró definiciones que combinaban frases en dos lenguas y al segundo en una sola lengua.

Los resultados fueron parecidos, tanto los que lo hicieron en un idioma como los hicieron en dos. Los tiempos de reacción y las tasas de error fueron similares en ambos, lo que demuestra que “acercar la realidad lingüística de la escuela a la que impera en la sociedad no tiene un impacto negativo en el resultado de los procesos educativos y, en cambio, favorece un bilingüismo más real”, según comentan los científicos.

Los autores del estudio también recalcan que “parece que la regla de un idioma por asignatura es un hábito que no cuenta con base científica alguna. Este estudio supone un nuevo ejemplo de cómo la neurociencia cognitiva puede contribuir a mejorar los procesos educativos”.

La investigación ya cuenta con una segunda fase en la que se estudiará cómo reacciona el cerebro de quienes reciben una educación multilingüe, cómo se consolida lo aprendido y si proporciona alguna ventaja a medio y largo plazo.