Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Afasia y bilingüismo, cómo afecta esta patología a los hablantes de dos idiomas

La profesora de la UPV/EHU Amaia Munarriz comparte con aprendemas.com sus investigaciones en el ámbito de la lingüística.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Afasia y bilingüismo, cómo afecta esta patología a los hablantes de dos idiomas
¿Cómo afecta la afasia en los bilingües? La profesora de Lingüística y Estudios Vascos de la UPV/EHU ha realizado su tesis de investigación en busca de la respuesta a ésta pregunta en los hablantes de euskera y castellano, un campo apenas estudiado. Las personas con afasia han tenido algún tipo de lesión en las áreas del lenguaje de la corteza cerebral que les provoca una pérdida o trastorno en su capacidad de hablar.

Ver cursos y estudios de LINGUÍSTICA

Ver oferta de cursos de COMUNICACIÓN

 "Uno de los resultados principales ha sido que no se organizan los componentes de la misma manera en las dos lenguas, y que no todos los componentes están por así decirlo almacenados o unidos de la misma manera en el cerebro, por eso podemos encontrar algunos aspectos afectados en una lengua pero no en la otra", explica Munarriz a aprendemas.com.  Para llegar a esta conclusión y después de investigaciones previas, realizó distintas sesiones de trabajo con un paciente de afasia bilingüe y los comparó con los resultados de una persona bilingüe pero sin patología del lenguaje y con monolingües en castellano que sí tenían este trastorno.

Quiero mejorar en IDIOMAS

Ver cursos y estudios en TRADUCCIÓN

"Los estudios han demostrado que los síntomas varían en función del tipo de lengua, no se manifiestan siempre de la misma manera. Por ejemplo, en el caso del euskera y castellano, con respecto a la comprensión de las oraciones de relativo (estructura considerada lingüísticamente compleja), las oraciones que resultan más difíciles para comprender son diferentes en una lengua y en otra", señala la investigadora.

El euskera está considerado como una lengua SOV, en la que el orden natural de las palabras es sujeto-objeto-verbo; mientras que el castellano es SVO ya que las más habituales son las de sujeto-verbo-objeto. "Así en castellano las relativas de objeto (la chica que besa la madre) son más complejas que las de sujeto (la chica que besa a la madre), pero en euskera sucede al revés. Eso no quiere decir que la afasia afecte más a un tipo de lengua que a otra", aclara.

Lo que sí ha descubierto es que las lesiones no dañan a todos los niveles lingüísticos por igual. En el estudio de caso ha comprobado que la parte fonético-fonológica (tanto a nivel de palabra como a nivel de sonido) y la morfosintáctica estaban alteradas, aunque en cada una de ellas había aspectos preservados. "No hemos encontrado dificultades a nivel semántico o del significado. Sin embargo no se puede generalizar y concluir que hay algunos aspectos que se ven más afectados siempre", asevera Munarriz. "De todas formas es cierto que hay síntomas como la dificultad para acceder a las palabras que aparecen en la mayoría de pacientes con patologías del lenguaje".

Ver estudios en MEDICINA Y SALUD

Ver formación para DOCENTES

Una de las cuestiones clave es saber si cuando se hablan dos lenguas el cerebro está más preparado para recuperarse de este tipo de lesiones. "No creo que podamos responder a esa pregunta todavía. Sin embargo, uno de los descubrimientos con pacientes afásicos ha sido que las mejoras debido al tratamiento o a la recuperación espontánea en una lengua también se pueden extender y generalizar a la lengua no tratada", afirma. Por su trabajo ya se han interesado expertos en la materia y lo ha presentado ante neurólogos, psicólogos y lingüistas.

"No creo que pueda hablar de beneficios cognitivos, ya que no los he estudiado, aunque sí que otros estudios han encontrado beneficios en cuanto a retardo en deterioro del lenguaje, facilidad para realizar tareas de conflicto, entre otras", recuerda Munarriz sobre el fenómeno del bilingüismo. Su objetivo es conocer en detalle el modo en el que se manifiestan las dificultades lingüísticas para realizar evaluaciones de las mismas que serán la base para desarrollar tratamientos de cara a la rehabilitación de estas habilidades.

A raíz de otras investigaciones se ha concluido que una de las mejores gimnasias para el cerebro es el bilingüismo. Se ha demostrado que hablar dos lenguas permite combatir mejor ciertas enfermedades como el Alzheimer o la demencia. Científicos de la Universidad de Northwestern como la profesora Viorica Marian también señalan que las mentes bilingües están mejor equipadas para procesar la información.

A su vez, hace unos meses se publicó en la revista 'PNAS' que aprender una segunda lengua en la edad adulta de manera inmersiva tiene el mismo efecto positivo en el cerebro que el bilingüismo. Los científicos liderados por Christos Pliatsikas, de la Escuela de Psicología de la Universidad de Kent, mostraron cómo mejoraba la cobertura de mielina, que es el componente que garantiza la transmisión de los conocimientos en la materia blanca del cerebro, tanto en personas bilingües, como en las que aprenden un segundo idioma.

También te pueden interesar:
Formación para trabajar como LOGOPEDA