Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

La falta de ejercicio de los adolescentes deteriora su calidad de vida

La Asociación Española de Pediatría acaba de publicar “Actividad física, deporte, ejercicio y salud en los niños y adolescentes”, un libro con el que pretende acercar el deporte a los más jóvenes y concienciar a la sociedad sobre el peligro que la fa

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La falta de ejercicio de los adolescentes deteriora su calidad de vida

Hacer del ejercicio físico una actividad habitual, como el comer, es el objetivo que los profesionales del deporte se han fijado respecto a la población infantil con la publicación del libro “Actividad física, deporte, ejercicio y salud en los niños y adolescentes”. Y es que los datos son cada vez más reveladores: casi la mitad de los adolescentes españoles no realiza ninguna actividad física, lo que está provocando que cada vez se den más problemas como la diabetes o la obesidad infantil. De hecho, los pediatras llevan tiempo alertando del incremento de las tasas de obesidad en la población infantil española, que ya es una de las más altas de Europa.


 


Serafín Málaga, presidente de la Asociación Española de Pediatría (AEP), ha asegurado que con esta guía pretenden favorecer la actividad física y lograr así el crecimiento adecuado y correcto de los jóvenes, ya que el deporte no puede ser considerado como algo accesorio sino como una parte importante del estilo de vida.


 


Marcela González-Gross, co-editora de la publicación y profesora de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte-INEF, ha subrayado que “junto con la nutrición, una parte esencial en el crecimiento del niño lo constituye la actividad física y es fundamental hacer una llamada de atención en este sentido sobre todo ante el alarmante número de niños y adolescentes inactivos. El ejercicio es una estrategia elemental en la prevención de las enfermedades y a la hora de mejorar el estado de salud.


 


Sin embargo, nadie parece conocer estos datos. Tal y como apunta Serafín Málaga, se estima que la inactividad produce más de dos millones anuales de muertes en todo el mundo, siendo una de las 10 causas globales de incapacidad y fallecimiento. En las personas que no realizan ejercicio de forma habitual se incrementa la prevalencia de hasta 25 enfermedades crónicas. Esto se está haciendo más patente en el caso de los niños y adolescentes.


 


Soluciones


 


Según la Encuesta Nacional de Salud (2006), el 9% de la población de entre 2 y 17 años sufre obesidad mientras que el sobrepeso afecta al 18%. Lo peor de todo es que cada vez son más los niños con diabetes tipo dos. La salud cardiovascular de los jóvenes ya está comprometida y son numerosos los estudios que alertan del riesgo de lo que esto supone en la actualidad y lo que puede representar en un futuro: la mayoría de las enfermedades cardiovasculares y crónica se empiezan a gestar desde la infancia y de hecho, uno de cada cinco adolescentes españoles se encuentra en riesgo de sufrir algún evento cardiovascular cuando sea adulto, afirma el presidente de la AEP.


 


Para poner fin a este sedentarismo, se necesita de la colaboración de todos. En primer lugar, de las familias, para que reduzcan las horas que sus hijos pasan delante del ordenador, de la televisión o con los videojuegos. En segundo lugar, de los centros educativos, quienes deberían impartir al menos tres horas semanales de Educación Física, tan y como aconsejan los expertos y el Parlamento Europeo.


 


La coordinación entre sanitarios, educadores y, por supuesto, los padres y la familia seguramente redundará en una mejor salud de la población y facilitará que este problema de salud revierta. La actividad física no sólo añade años de vida sino calidad a la misma, señala la profesora González-Gross.


 


Los pediatras también juegan un papel fundamental en el desarrollo del niño y “debemos participar de forma más activa en la instauración de políticas preventivas y en la promoción de la actividad física tanto en los niños sanos como en aquellos que ya presentan problemas como el sobrepeso, señala Serafín Málaga.


 


Principal atención


 


Los jóvenes de entre 13 y 18 años son el principal foco de atención de los profesionales ya que “es la franja de edad donde se produce un mayor nivel de sedentarismo, siendo nuestro país uno de los que registra un mayor descenso en la práctica de actividad física”. Al menos, deberían practicar 60 minutos de actividad física cada día. Lo que no implica que se haga un sobreesfuerzo.


 


La profesional señala que los niños de 6 a 9 años realizan ejercicio suficiente con tan sólo jugar en el parque a la comba, a la pelota, a correr o nadar. Mientras, lo ideal para los niños de 9 a 16 es que practiquen varios deportes  (nadar, correr, montar en bicicleta, fútbol) y se fomente el deporte en equipo.


 


Sencillas pautas que todos pueden seguir, incluso los niños asmáticos o con cualquier otra dolencia.Cada vez disponemos de más evidencias sobre el beneficio de la actividad física en estos jóvenes no sólo para mejorar su estado de salud sino también para integrarse y socializarse pero siempre adaptando el ejercicio a las necesidades personales de cada uno de ellos, puntualiza González-Gross.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Universidad Politécnica de Madrid


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


Sanidad y Educación publican una guía para inculcar un estilo de vida saludable en niños


 


Más horas de gimnasia para luchar contra la obesidad infantil en toda Europa


 


El sedentarismo, asignatura pendiente entre los universitarios


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+