Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Youtubers atentos: cambian las reglas del juego

El cambio de condiciones de Youtube supone tal cambio para la red que pone en duda su futo como fórmula para ganarse la vida a nuevos youtubers.

Publicado en Empleo
Foto de Youtubers atentos: cambian las reglas del juego
Los Youtubers son los rockstars de la era moderna. ElRubius cuenta con 20 millones de seguidores, Vegetta777 con 15 millones y Willyrex con siete.  Son como las estrellas de rock modernas y nada tienen que envidiar a figuras mundiales de la talla de Cristiano Ronaldo. De hecho, existe cierto paralelismo entre el fútbol y los youtubers, ambos necesitan un canal para llegar a su audiencia. Sin él su mensaje se perdería.

En el caso del fútbol ese canal son las cadenas privadas que se pelean por los derechos del deporte Rey y en el de los youtubers, YouTube. El problema para los segundos es que su canal ha dejado de ser su aliado y empieza a establecer normas. Es como si la televisión le pidiese a Messi que dejase de tirar faltas y claro, no ha sentado bien al gremio.

En realidad lo que Youtube ha hecho es endurecer su normativa frente a determinado tipo de contenidos que considera inapropiados. El canal ha decidido que hay determinados canales y youtubers que usan un lenguaje vulgar o soez, que muestran contenidos de una u otra forma violentos y que, en términos generales, no son apropiados para los anunciantes. En lugar de censurarlos directamente, YouTube ha cambiado sus reglas del juego y hará que no les llegue publicidad –habrá que ver en qué queda su amenaza de suspensión-.

En otras palabras, recorta una de las fuentes de ingresos de los youtubers que no se plieguen a sus exigencias. La respuesta de los profesionales del vídeo no se ha hecho esperar con hashtags como #Youtubeisover, como recuerdan desde la UOC. Y es que su disyuntiva no es muy positiva. Quienes opten por la autocensura que quiere imponer Google perderán parte de su frescura (se supone), lo que se traducirá en menos seguidores, menos visionados y menos ingresos.

>>Aprende a mejorar tu presencia online y tu marca con el curso Brand yourself online

>>Mejora tu canal con un curso de edición de vídeo

La cosa tampoco pinta mejor para quienes se amotinen, ya que al final Youtube es quien controla su canal y establece sus normas. ¿Estamos entonces ante el principio del fin de Youtube? Nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que los ingresos por publicidad de Google son solo una de las fuentes de ingresos de los Youtubers, que también pueden cobrar de otros medios.

De hecho, el dinero que las marcas pagan a los youtubers por aparecer en sus vídeos de forma clara o encubierta deja ingresos nada desdeñables. Un ejemplo es Jpelirrojo, que se convirtió en imagen de Nestlé hasta que su frescura hizo que la marca prescindiese de él. Lo que ocurre con estos ingresos es que no son tan fáciles de cuantificar como una visita ni son tan estables. Es más difícil hacer cuentas cuando dependes de anunciantes que no llegan automáticamente gracias a Google.

En cualquier caso, los cambios de Google no afectarán a las grandes estrellas, que tienen un número de fieles crítico como para tener mucho margen de maniobra. Además de que su presencia no se limita a Youtube, sino que abarca otras redes sociales, pueden explorar otras plataformas de vídeo ahora minoritarias o explotar su imagen en otras redes sociales.

>>Ver Curso de Youtube para Empresas Online

>>Ver Máster Marketing en Internet y Estrategia Digital Online

Quienes lo van a tener más complicado son los Youtubers del futuro. El desparpajo, jugar con los límites de lo correcto y toda una retahíla de estrategias que han coronado a muchos de los grandes nombres del panorama actual reportarán menos ingresos en el futuro inmediato y posicionarán peor (las búsquedas orgánicas siguen siendo una fórmula de darse a conocer). Si a esto le sumamos una mayor competencia, cada vez con más canales, parece que vivir de YouTube será algo más complicado.

Esto no quiere decir que sea imposible, sólo que se tardará más en monetizar un canal concreto si se apuesta por jugar a bordear las normas de Google y que costará más subir si se siguen a rajatabla. Lo que parece claro es que con este cambio YouTube ha sembrado el campo para que le crezca la competencia. ¿Llegará alguna a destronarle?

Si quieres entrar más a fondo en cómo ganar dinero con YouTube, solicita más información del curso en el siguiente formulario:

CÓMO GANAR DINERO CON YOUTUBE