Cargando...

Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Volver al trabajo tras ser madre: consejos para que todo vaya bien

¿Acabas de ser madre y se ha terminado tu baja maternal? Te damos unos cuantos consejos que te servirán de ayuda para conciliar tu vida laboral y familiar de la mejor forma posible.

Publicado en Empleo
Foto de Volver al trabajo tras ser madre: consejos para que todo vaya bien
Si acabas de ser madre, una de las cuestiones que más te preocuparán en esta fase es cómo volver al trabajo después de tu permiso de maternidad. Y es que en España la baja maternal tiene una duración de 122 días (16 semanas), y ahora que ha cambiado la Ley de Conciliación, los padres también tienen derecho a disfrutar de un permiso de ocho semanas de duración.

Sin embargo, y aunque se han producido grandes avances en materia de conciliación, nuestro país está aún muy lejos de las bajas de maternidad y paternidad que contemplan otros países de la Unión Europea.

Por ejemplo, en Suecia, existe un permiso general de 480 días que pueden compartir padres y madres. Y en Noruega, las madres tienen la opción de disfrutar de un permiso de 392 días cobrando el 80% de su sueldo, o de 322 días cobrando el 100% de su salario.

Sin embargo, después de este periodo dedicado por completo a la crianza y cuidado del bebé, las madres en España encuentran muchas dificultades para compaginar su vida familiar y profesional, incluso, para volver a incorporarse al mercado laboral, en caso de que hayan perdido su empleo o hayan decidido dejar de trabajar para dedicarse al cuidado del bebé.

En definitiva, la vuelta al trabajo para una madre que acaba de dar a luz se convierte en todo un reto que llega cargado de incertidumbres, miedos, sentimientos de tristeza, incluso, culpabilidad.

>> Te recomendamos: Curso de Mindfulness en Madrid

Si estás en esta situación, te damos unos cuantos consejos para que tu vuelta a la rutina laboral sea lo más llevadera y fácil posible. Toma buena nota y mucho ánimo en esta nueva etapa de tu vida:

1. Organización


madre_trabajo


Una de las claves para volver a la vida laboral tras haber dado a luz es poner en tu nueva vida un poco de orden y organización, de esta forma, el proceso de incorporación al mercado laboral te resultará mucho más llevadero.

Para ello, nada más dar a luz, y aprovechando tu permiso de maternidad, deberías organizar quién se va a encargar del cuidado de tu niño tras tu vuelta al trabajo, o si vas a llevarle a una guardería, deberías escoger el centro en el que deseas matricularle.

2. Deja atrás la culpa


Cuando se acabe tu baja maternal debes dejar a un lado el sentimiento de culpa por tener que volver al trabajo, y no poder pasar el cien por cien del tiempo con tu bebé.

En este sentido, una actitud positiva te ayudará a llevar mejor la vuelta al trabajo y sobre todo, deberías pensar que tu vuelta al trabajo es lo mejor para tu familia y también para ti, ya que el desarrollo de tu vida laboral también tiene muchos aspectos positivos.

>>Te recomendamos: Taller de Niños optimistas: Cómo enseñar autoestima y optimismo a tus hijos

3. Disfruta de la vuelta


Openly greeting a job recruiter with a firm handshake


Una vez que empieces de nuevo a trabajar, debes tomarte esas horas que pasas en la oficina como un cambio de aires y como una oportunidad de desconexión de las labores domésticas y de la crianza.

Además, debes tener en cuenta que centrarte en el trabajo es una cuestión vital para que tu vida laboral continúe siendo estable. Muchas madres optan por poner fotos de sus bebés en la mesa de la oficina para sentirse más cerca de sus hijos en todo momento.

4. ¿Guardería o niñera?


Según datos del Ministerio de Empleo, alrededor del 27% de los niños españoles de entre 0 y 3 años están matriculados en una escuela de educación infantil. Y es que, para muchos padres, el hecho de escoger una guardería para dejar a sus hijos es una opción más tranquilizadora que dejarlos al cuidado de una niñera, ya que en estos centros sus hijos están atendidos por personal cualificado.

Sin embargo, otros padres consideran que con apenas cuatro meses de edad, sus hijos son demasiado pequeños para acudir a una guardería, y optan por dejarlos al cuidado de los abuelos o de niñeras en casa.

En cualquiera de los dos casos, es preciso que acostumbres a tu bebé a este nuevo cambio en vuestra rutina. Y cuando vuelvas a casa tras ir a trabajar, deberías aprovechar cada segundo libre para estar con tu hijo, pues de esta forma el pequeño no sentirá sensación de abandono cuando tengas que volver cada día al trabajo.

>> Te puede interesar: Curso de Auxiliar de Educación Infantil con prácticas en guarderías o ludotecas

5. Lactancia materna


Una de los grandes problemas que suelen encontrar las madres tras acabar su baja maternal es qué hacer con la lactancia materna, si continuarla o interrumpirla con la vuelta al trabajo y la rutina. De hecho, la incorporación de la madre al mercado laboral es la principal causa de abandono de la lactancia materna.

Sin embargo, la lactancia y el trabajo no son totalmente incompatibles, ya que las madres pueden optar por dos opciones, o bien la lactancia en directo, ya que algunas empresas permiten a las madres dar el pecho a sus hijos en el mismo centro de trabajo, en un espacio especialmente habilitado para ello.

Al escoger esta opción, es preciso que algún familiar o una niñera acerque al bebé a la empresa en la que trabaja su madre, y siempre a la hora pactada.

La otra opción para mantener la lactancia materna es la lactancia en diferido, o lo que es lo mismo, extraer la leche con un extractor manual o mecánico, mantenerla refrigerada y congelarla en casa.

De esta forma, con la lactancia en diferido, la persona que se queda a cargo del bebé puede descongelar la leche y dársela al pequeño en las dosis que la madre haya establecido previamente.

6. Y si tienes que volver a buscar trabajo...


Muchas madres, sin embargo, toman la decisión de dedicarse al cien por cien al cuidado de sus hijos después de dar a luz y dejan a un lado la opción de trabajar fuera de casa. En ocasiones, esta decisión viene tomada por obligación, y en otras, sin embargo, por el mero placer de poder criar a los hijos durante sus primeros años de vida.

Sin embargo, muchas madres que renuncian al trabajo después de dar a luz no pueden dejar de pensar en una próxima reincorporación al mercado laboral, una decisión que les genera cierta angustia, ante la duda de si van a ser capaces o no de encontrar un nuevo trabajo.

En estos casos, lo mejor que se puede hacer para llevar la búsqueda de empleo de la mejor forma posible, es saber tener paciencia ante este proceso (que puede prolongarse durante meses), y también saber motivarse para mantener el optimismo y no desmoralizarse ante la búsqueda de empleo.

Asimismo, muchas madres compaginan el cuidado de sus hijos con la actualización de conocimientos a nivel profesional y se apuntan a cursos, talleres o másteres que les ayudan a conseguir un mejor currículum de cara a la búsqueda de empleo.

>> Ver: Curso de Psicología Infantil (Certificación Universitaria + 4 Créditos ECTS) online por sólo 99 euros 

Lectura recomendada: Tener un hijo, un cambio de vida que no afecta por igual a padres y madres